https://www.youtube.com/watch?v=nCKiEzN2HF8

Regla 1: El tiempo que te dedicas a ti, a invertir en ti, es vital para tu sentido de valía, luego, tu sentido de valía, es vital para tu confianza, y al final, tu confianza, es vital para tus relaciones.

Regla 2: Para que tú estés bien con otros, tú tienes que estar bien. Para que tú estés bien con tu pareja, también, tú tienes que estar bien.

Regla 3: Tú deberías desear que tu pareja triunfe, sobresalga, descubra, crezca, prospere, sea autosuficiente, libre, y libre, te elija… Ella debería querer lo mismo para ti.

Ahora. Puede que alguien, muchos, crean que amar es algo como… Pasar junto a la pareja cada segundo, pensarla todo el tiempo, necesitarla, dejarlo todo y volcarse sobre ella. Eso no es amor, es apego, y el apego destroza las relaciones.

Otros, muchos, creen que necesitan retener a la persona que aman, para que no se vaya, celarla, someterla, invadir su espacio, su intimidad, su privacidad, su vida, y que ésta, si les ama de vuelta, debe, abnegadamente, aceptarlo. Esto ya no es apego, es tortura.

¿Crees que exagero? No, para nada. Hay hombres que no quieren que ella triunfe, sobresalga, sea autosuficiente o sea vea sexy, porque no quieren que llame la atención de otros hombres y alguno pueda enamorarla. Así de nefasto.

Bato. Esa chica, en el mejor de los casos, es tu pareja y te ama, pero, eso no la hace tu prisionera. ¿Cómo puedes decir que amas a una mujer y a la vez, no dejarla crecer ni querer lo mejor para ella?

También las hay mujeres que se sienten inseguras cuando su pareja es atractiva, muchas por eso los prefieren descuidados, no tan atractivos, así nadie se los va a querer quitar, pero, chica, ¿cómo puede ser que tu seguridad dependa de que ninguna otra te quiera quitar al novio?

Las parejas, no son para coartarlas, para limitarlas, para acapararlas, para absorberlas, para detenerlas. Eso es lo que muchos entienden por amor, y están, exagerada, radicalmente, equivocados.

¿Cómo puedes estar enamorado de alguien y no desear lo mejor para esa persona, o, cómo puedes amar a quien no desea lo mejor para ti? No se puede. Si no lo deseas, no le amas, y si no te lo desean, no te aman.

Regla 5: Tu pareja necesita espacio, privacidad, intimidad, su individualidad sigue siendo esencial, su libertad es intocable y está sobre cualquier cosa.

Sí, sí, claro que sí, vas a dedicarle de ti, ella va a dedicarte de sí, van a compartir tantas cosas, yo no cuestiono eso. Cuestiono, maldigo, el que por sometimiento o por gusto, alguno deje de ver por sí. Cosa que demás de inútil, es contraproducente.

Regla 6: Si la relación que tienen, atentara de alguna manera contra el desarrollo del éxito de uno, éste, claro que se sentirá sofocado, agobiado, aburrido, limitado.

Si la relación limitara a alguno de los dos, una de dos, o sea acostumbran a estar limitados, lo cual detonaría una frustración inmensa, o, sería sólo cuestión de tiempo para que uno de ellos, despierte de la pesadilla, termine la relación, y como debió ser desde un principio, se elija a sí mismo.

Si atentaras de alguna manera contra el desarrollo o la libertad de tu pareja, júralo, se va a cansar. Y precisamente, esa es la siguiente.

Regla 7: ¿Amas a tu pareja y quieres ser feliz con ella? Procura su desarrollo, su felicidad, su plenitud, su libertad, procura que sea cada vez más grande, y procúralo también en ti. Esa es la actitud, ese es el jodido secreto.

Siempre vas a relacionarte con personas tan sanas como tú y con una valía similar a la tuya, y si juntos generaran una inercia que les aporte a ambos cada vez más bienestar, más placer, y más valía, ¿por qué alguno querría bajarse de ese tren?, ¿por qué? No hay razón, ese es el secreto de las relaciones exitosas, que no haya razón para terminarlas.

Pero, a veces, aunque duela reconocerse, hay personas tan miserables y con la mente tan extremamente pobre, que no quieren el bienestar de su pareja porque no quieren que vuele. Es tan triste, ¿cómo puedes querer cortarle las alas a la persona que quieres?

No, no quieres que alguien esté contigo porque no le dejas volar o porque te inventaste algún tipo de cadenas. Quieres que vuele, y sea libre, y tenga opciones, y pueda elegirlas, pero te elija a ti porque es inteligente.

Regla 8: Hazte un favor, a ti y a todos. Sé la mejor elección… de la gente que cree en ti, de la gente que confía en ti, que te ama, que te admira, que te sigue… Déjales a todos libres, y que te elijan.

Si la idea de que tu pareja siempre es libre, te hace sentir inseguro porque temes que se vaya, tú tienes tarea, tú tienes que resolverlo, no ella.

Regla 9: Tienes que aprender a confiar en tu valía si quieres confiar en tu pareja.

Regla 10: Tienes que estar bien individualmente, y tu pareja también, si quieres juntos estar aún mejor.

Sí. Dije “individualmente” y “pareja” en la misma frase. Sí, tienes que ver por ti para estar bien con las personas y más aún para estar bien con tu pareja.

No es ser egoísta, no es ser malo, y por supuesto, claro que no es no querer a la otra persona o no pensar en ella. Es pensar en ella, es que ver por ti es ver por ella.

Regla 11: Valora tu espacio, valora tu desarrollo, valora tus actividades, valora tu privacidad. Eso no es egoísta, no significa que no ames a una persona, sólo significa, valorarte.

Si no, ¿cómo van a extrañarse con fuerza?, ¿cómo van a sentir la ilusión de estar juntos?, ¿cómo van a tener más interés y emoción renovada por verse, por escucharse?

Regla 12: ¿Quieres ser pensado, extrañado, fuertemente, naturalmente, genuinamente, sin trucos? Dale la oportunidad a esa persona, que ella te dé la oportunidad a ti. Respeten sus espacios, sus tiempos.

Si ambos generaran y entendieran esa dinámica, seguiría intacta la emoción y el brillo en sus ojos al mirarse, las ganas enormes de reunirse y compartir, el deseo de intimar, de vincularse, de escucharse.

Regla 13: Si no necesitaron cadenas para unirse, no las necesitan para estar juntos. Lo que necesitan es renovar y alimentar el deseo de estar juntos, y cuando cada uno sigue viendo por sí mismo, eso es lo que están haciendo.

Están juntos porque su compañía mutua les hace más fuertes y más felices, están juntos porque juntos son capaces de generar más bienestar, más placer y más valía para sí mismos y para ambos.

Regla 15: Ella debe seguir siendo completa a tu lado, y tú completo al suyo.

Regla 16: Experimentar la sensación de crecer, en cualquiera de sus formas, es lo que te hace feliz, y por eso, sólo o acompañado, eso nunca debes perderlo.

Regla 17: La sustancia vital de una relación es moverse, seguir cumpliendo metas, objetivos y planes individuales, y juntos. Cada uno debe agregar a su vida para que ambos puedan agregar a la relación.

Si amas a alguien debes amar que ame su espacio, que tenga intereses propios, que siga enriqueciéndose de experiencias, de personas interesantes, y ella debe sentir lo mismo por ti.

Que siempre haya algo nuevo qué contar, algo que transmitir, algo que compartir, que aportar, que cada uno sea feliz por sí mismo para serlo juntos. ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.