Guía Para Recuperarte De Un Amor Perdido…

249

Para muchos de nosotros, el mundo perfecto podría ser aquel mundo lleno de felicidad, donde todo nos salga como lo deseamos y logremos encontrar a esa persona de nuestros sueños con la cual pasemos por momentos increíbles, divertidos y llenos de pasión sin fin, pero en la realidad las cosas no siempre ocurren de esa manera y la persona que nos robó el corazón podría llegar a convertirse en el motivo de nuestro sufrimiento, que pese a ser o no su culpa… nos hizo pasar directamente de las nubes… a diez metros bajo el suelo, directo a esa sensación de vacío mezclado con decepción, ira, tristeza y desesperanza que nos hace desear jamás habernos cruzado en su camino.

Yo he estado ahí y créeme… no se lo recomiendo ni se lo deseo a nadie, pero es algo a lo que nos arriesgamos cada que cruzamos nuestro primer ‘hola’ con la persona que nos gusta y te estaría mintiendo si te digo lo contrario. Aun así, si me preguntaras si me arrepiento de haber conocido a alguna persona que en su momento me daño, la respuesta que obtendrás será un ¡no!, ya que gracias a ellas obtuve más experiencia la cual me sirvió para evitar llegar de nuevo a esos desenlaces y por si fuera poco, gracias a ellas pasé algunos de los momentos más felices de mi vida, por lo que solo me queda levantar la mirada, limpiar mis lágrimas y seguir adelante.

¡Tienes todo lo necesario para levantarte de nuevo y seguir avanzando!, así que, ¡arriba! porque rendirte no es una opción.

A pesar de todo esto debes de saber que puedes tener muchísimas más experiencias llenas de felicidad que momentos de tristezas tomando ciertas precauciones, e incluso en caso de llegar al grado de que sientas tu corazón se ha roto, hay maneras de eliminar esa sensación de una manera mucho más rápida.

– 1 –

EVITA ESE FINAL DEL JUEGO

Esperar que la vida te trate bien por ser buena persona, es como esperar que un tigre no te ataque por ser vegetariano, Bruce Lee.

Primero te daré dos consejos esenciales para no llegar a ese desenlace, e incluso puedas ayudar a personas que quieres muchísimo y no te gustaría ver destrozadas.

1. Premios y castigos. Presta muchísima atención a lo que te voy a decir ya que es algo que en lo personal veo que sucede demasiado seguido en las relaciones, ¡demasiado! Cabe mencionar que lo único que debemos hacer al momento de ‘castigar ‘, es alejarnos sin hacer nada y esperar a que se disculpen o nos den una buena explicación (la dignidad ante todo), sabiendo esto continuemos. Cualquier persona puede llegar a cometer errores dentro de una relación (somos humanos), pero lo importante es saber cómo reaccionar ante ello y este mecanismo funciona de una manera muy simple: si pasan cosas buenas hay que premiar y agradecerlas para que ocurran más seguido, si ocurren cosas malas hay que castigar (sin dar premios) para que no ocurran nunca más. Por ejemplo: si estamos chateando con alguien que nos gusta y de pronto comienza a ignorarnos, responder de maneras cortantes o groseras lo peor que podemos hacer es ‘premiarlo’ diciéndole cosas como: ‘disculpa si te hice enojar’, ‘lo siento por ser tan empalagosa, es que te quiero mucho’, ‘contesta por fa…’. Porque el mensaje que estamos dando de manera inconsciente es que no importa si la persona es mala con nosotros ya que nosotros lo vamos a tratar bien de todas formas, con lo cual la persona dejará de esforzarse por ser linda y agradable, sin mencionar que nuestro atractivo decae ante sus ojos (por urgidos y bajar nuestro valor). Otro error también sería el no prestar atención a buenos detalles de su parte, porque la persona va a sentir que nosotros no reconocemos su esfuerzo, por lo que dejará de intentarlo poco a poco llevándonos a una relación aburrida y rutinaria.

2. Comprensión real. Debes de saber que cada cabeza piensa diferente y no ven las cosas de la misma forma que tú, debes comprender que aunque tú seas la mejor persona del mundo, habrá gente mala ahí afuera que podría llegar a ti por puro interés y quiera aprovecharse de mala manera de ti. Por más triste que pueda resultar, tienes que aceptar que tal vez esa chica guapa tiene más interés por tu coche que por ti o que ese chico atractivo solo te ve como un objeto para presumir a sus amigos. El error de algunas personas es no reconocer cuando solo los están usando ya que tarde o temprano esas personas van a encontrar a un verdadero amor o incluso podrían encontrar a un nuevo proveedor y a ti te mandarán al carajo dejándote sumido en la depresión. Entonces presta atención a las personas para que descubras si están contigo por tu personalidad y actitud, de lo contrario… aléjate de inmediato.

– 2 –

AYÚDATE A SANAR

Si te enamoraste intensamente, pero solo eres tú quien está enamorado y estás muriendo en vida porque no eres correspondido, dejaste de ser su prioridad, te cambiaron por alguien más o por alguna causa del destino se tuvieron que separar y ahora los momentos de felicidad que pasabas al lado de la persona que te gusta fueron reemplazados por sufrimiento, desesperación, tristeza y aquella sensación de vacío interno que hace que te duela el estómago y te sientas mal cada que la recuerdas, piensas en ella o la llegas a ver, ya estás seriamente dañado y necesitas ayudarte a sanar.

1. Desahógate. Llora todo lo que quieras llorar, grita hasta que te quedes sin fuerza y maldice todo lo que quieras maldecir, pero al final relájate, vuelve a levantarte, limpia tu rostro y sigue adelante… no puedes vivir desahogándote el resto de tu vida, eso es de perdedores y tú no eres un perdedor, ¿verdad?

2. Acéptalo. Aquí es donde muchos se quedan atrapados y siguen intentando inútilmente remediar la situación, convencer a esa persona de que son la mejor opción, convirtiéndose en acosadores y terminando por vivir a la sombra de alguien más con lo cual viven una vida de decepción y tristeza, por eso debes de armarte de muchísimo valor y el amor propio suficiente para poder levantarte, y esto solamente depende de ti, ¡de ti y de nadie más! Acepta que ya se acabó, por más doloroso que sea debes comprender que esto llego a su final, solo te queda seguir adelante recordando lo que aprendiste y llevar contigo los buenos recuerdos que pasaste a su lado. Te va a doler, pero recuerda: ¡Lo que no te mata, te hace más fuerte!

3. Hora de la limpieza. Aún si dices haber aceptado que todo se acabó, debes de saber que mientras menos vínculos emocionales con esa persona tengas a tu alcance, más rápido vas a sanar, así que borra de tu vida ese bonito oso de peluche que te regaló cuando se conocieron, así como cada objeto que al verlo te recuerde a él o ella (regalos, cartas, fotos, vídeos, etcétera), también elimina sus contactos como lo son: número de celular, Facebook, Instagram, Twitter y correo. Pues todo esto solo va a actuar contra ti, haciendo que quieras verle nuevamente para platicar e intentar arreglar las cosas, llevando a que te hagas más daño del que ya te has hecho.

4. Aguántate. Aunque las ansias por verle o escucharle te consuman por dentro, ¡detente!, si lo haces solo avivaras las ganas de seguir a su lado y no podrás avanzar con tu vida ni mucho menos sanar. También aguántate de las ganas de poner canciones deprimentes o películas de desamor que te hagan pensar que el artista las hizo pensando en tu situación, ¡no las hicieron por ti!, pero de todas formas de van a ayudar a sentirte peor de lo que te sientes ya.

5. Vive. Mientras más cosas ocupen tu mente, menos tiempo vas a poder pasar recordando a la persona que te dañó y lamentándote por eso, así que es tu obligación buscar la manera de poder aprovechar tu tiempo de una manera productiva, divertida y que te aporte felicidad. Como por arte de magia, mientras más tiempo te enfoques en ti, más rápido vas a sanar y verás aquella herida que pensabas incurable, desvanecerse poco a poco…

6. Enamórate de alguien más. Una vez que lograste sanar, ¡vuelve a enamorarte!, disfruta de la vida y date la oportunidad de conocer a un nuevo amor. Ya tienes más experiencia para no volver a cometer el mismo error así que no temas pues no te va a pasar lo mismo. Te mereces ser amado y amar a alguien más, ¡jamás te restringas de ese placer de la vida!, pero debes estar completamente seguro de que ya sanaste, pues en caso contrario solo vas a herir a quien está dispuesto a enamorarse y entregarse a ti.

Pues aquí tienes, como puedes ver si es posible levantarte de aquella dolorosa caída y seguir con tu vida, tan solo debes de hacerte responsable de tus movimientos y jugarlos de una manera inteligente. Va a doler, eso es seguro… pero tú elijes cuanto tiempo dura ese dolor.

Te mando un súper abrazo y deseo desde el fondo de mi corazón que estos consejos puedan ayudarte a sanar e incluso evitar salir herido de tu relación.