Si Tanto Tienes Qué Hacer Por Ella, ¡Ella No Vale La Pena!

227

Si tanto tienes qué hacer, y qué demostrar, y qué soportar, para que una persona crea que vales la pena… ¿No será que es ella la que no vale la pena?… ¿No será que es ella la que no te merece?… Yo creo que sí, pero tienes que verlo tú, y si no, voy a explicarte algo muy malo que va a pasarte, o ya te pasó, y ni cuenta te diste… ¿Listo?…

Cuando tú aceptas menos de lo que debes… Cuando das más de ti de lo que alguien merece… Cuando no te valoran, pero tú insistes… Cuando la indiferencia y el menosprecio de alguien te rompe, de a poquitos, y tú disimulas y volteas a otro lado… Cuando lo único que te mantiene ahí es tu tonta esperanza de que no se repita, de que cambie algún día… ¿No te das cuenta qué está pasando?… No te preocupes, te lo digo…

Que por más ingenuo, inocente, que seas, por más deseos y lindas ilusiones que tengas, eso no va a cambiar… ¿Por qué cambiaría una forma de trato que no mereces, que no te gusta, pero ya aceptaste?… ¿Por qué cambiaría una dinámica de degradación personal si tú ya formas parte de ella?… ¿Por qué cambiaría si, quizás, ya hasta te acostumbraste?…

Y no creas que hablo sólo de malas relaciones… No… Si la iniciativa siempre es tuya y nunca de la otra persona… Si sueles estás tras de alguien que ya demostró que no hace ni haría nada por ti… Si eres el relleno de cualquier plan, nunca el plan principal… Si tu interés, y el suyo, no se comparan… Si sus acciones no dicen que siente que eres valioso… Así apenas se estén conociendo… Entonces también estoy hablando de ti…

Cada cosa que vives con alguien… Cada cosa que hace, cada cosa que pasa, que te quiebran de a poquito… No se borran porque las ignores… No desaparecen porque disimules que no pasan… Lo que sí pasa… Es un proceso sutil, silencioso, gradual… De envilecimiento… De degradación personal… De rompimiento por dentro… De convertirte en la persona que no querías ser, con alguien que nunca habrías aceptado, en el tipo de relación que nunca quisiste tener…

Desprecio… Sutil, silencioso, gradual, de a muchos poquitos… ¿Sabes por qué es tan malo?… Porque cuando algo terrible pasa, de golpe… Así duela muchísimo… Te recuperas, lo superas, sales adelante… Porque sabes que debes volver a tu realidad…

Pero cuando algo terrible pasa, gradual, de a poquitos… Tú comienzas a olvidar, por qué eras valioso, a dónde ibas, qué merecías, qué expectativas tenías… Y terminas olvidando hasta quién eras, y qué querías… Cada día ahí es más fácil seguir y más difícil volver… De eso tienes que preocuparte…

¿Tú crees que esas personas en relaciones terribles decidieron eso para sí mismas?… Claro que no… Nadie decide iniciar algo con alguien que no le va a valorar… Nadie elige ir a pasársela mal… Nadie va a donde sabe que no es importante, a donde no va ni a crecer… Nadie elige los malos tratos, el menosprecio, la indiferencia, el ser poco valorado, para sí mismo… Ni un tonto elegiría eso para sí mismo… ¡Nadie elige eso!…

Lo que pasa es que todo eso, se instala, de a poco… Y cuando ya estás ahí… Quizás… Ya olvidaste, quién eras, qué querías, qué merecías… Pero, si ese, aún no es tu caso… Si todavía no es tarde… Reflexiónalo, a tiempo… Luego, pregúntate…

Si tanto tienes que hacer, y qué demostrar, y qué soportar, para que una relación valga la pena, para que alguien crea que tú vales la pena… ¿No será que esa relación, esa persona, son, las que no te merecen a ti, las que no valen la pena para ti?… Parte siempre de valorarte a ti mismo… Eso siempre va a dar respuestas correctas… ¡Arre!…

Entra a mi página para ver mis eventos, hablar conmigo o descargar mis libros, audios y demás contenido premium, suscríbete al canal y activa la campanita, deja tu “me gusta” si quieres específicamente más temas como este, comparte si te gustó el mensaje, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, búscame como “Nix Paradise” en todas las redes sociales, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres…

Artículo anteriorBro, ¡No Pasa Nada!