Cuándo Dejar De Insistir Para Que Te Busque En 27 Lecciones ¿No Te Quiere Ni Le Interesas? Haz Esto!

359

¿Ya perdiste la dignidad buscando a alguien que no quiere ni saber de ti, hablándole a quien no quiere ni escucharte, pensando en alguien a quien no le importas o dándole tu aprecio a quien sólo tiene para ti desprecio?

¿Ya aprendiste del desamor?, porque lo que viene es duro y sonará fuerte, 27 veces más…

1. Si aceptas migajas, nadie hará ni dará por ti algo más que migajas.

2. No se pierde lo que no se tiene ni se cuenta con lo que no es tuyo.

3. La conquista de una pareja no puede empezar por otro lugar que no sea la conquista de ti mismo.

4. Si te vas, ya te habían perdido antes de que decidieras irte.

5. Si no estás feliz donde estás, no des más de ti a menos que las cosas y las condiciones cambien, si no nunca estarás feliz.

6. Se lucha junto a alguien, pero no se lucha por alguien, y mucho menos, por alguien a quien no le importas.

7. No te desesperes porque esa persona no ve que la quieres, mejor pregúntate por qué tú no ves que no te quieren a ti.

8. Mendigar y rogar amor, curiosamente, no es amor, podría ser necedad, sandez, estupidez, pero amor, definitivamente no es.

9. Si esa persona no quiere compartirte su mundo ni le interesa conocer el tuyo, ¿qué haces ahí si no hay nada por ni para qué quedarte ahí?

10. Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver, pero sí hay, el que decide cerrar los ojos porque ya vio, y lo que vio, no le gustó.

11. Si te alejas y te busca, entonces era la acción correcta, pero si te alejas y no te busca, entonces, todavía más, era la acción correcta.

12. En la vida podrás arrepentirte de muchas cosas, pero jamás vas a arrepentirte de lo que hagas por dignidad, integridad, orgullo, respeto y amor por ti mismo.

13. El amor no se pide ni se suplica, si no es mutuo y no te quieren ni te corresponden, es que no tienes nada qué hacer ahí porque no hay ningún lugar ahí para ti.

14. Aceptar intercambiar el mucho “amor” que das por el muy poco que recibes, es un reflejo exacto, crudo, pero preciso, más bien, de lo muy poco que tú te amas a ti mismo.

15. Tú, con el trato que te das a ti mismo, con tus demostraciones de dignidad, integridad, orgullo, respeto y amor hacia ti mismo, así es como das el ejemplo al mundo de cómo se te debe tratar a ti.

16. Si esa persona quisiera, estaría, un mensaje, una comida, una caminata, un detalle, una palabra… Estaría, y si no está, es que no quiere, ni puede, ni tiene ganas, y la conclusión es la misma, que no está.

17. Las únicas relaciones que debes tener son las que suman felicidad, productividad, inspiración, placer, amor, seguridad y más, y las que no, las que sólo desgastan, pues no, así que tú elijes, ¿cuál tienes y qué harás?

18. Para aprender a quererte, debes aprender a no aceptar menos de lo que mereces, y si en el camino a aprender esto, te toca perder medios amores, y medios amigos, y medios, y medios, dale, acéptalo, págalo, es el precio de quererte, y quererte lo vale de sobra.

19. Si lo que recibes de ahí no es amor, entonces lo que sientes tampoco es amor, sino una especie de vicio-necedad de aprobación y de aceptación ajenas, pero éstas no deben venir de fuera sino de dentro, eres tú quien debe aprobarse y aceptarse si algún día espera gustarse.

20. ¿No te quiere, no te quiso, no te dio la oportunidad, no vio lo que le ofrecías, su puerta siempre estuvo cerrada?, pues ya está, se acabó, next, próxima página, lo que sigue. Se necesita avanzar en la vida, y quedarse en donde te cerraron la puerta en la cara no es precisamente avanzar.

21. Nunca, ni siquiera coquetees con la idea de convencer a alguien para que te escriba, te llame, te valore, te quiera o te quiera ver, el que lo hace es porque lo quiere hacer, y el que no porque no.

22. El tiempo que gastas en la lucha por hacer que alguien te quiera, mejor inviértelo en demostrarte que te quieres a ti.

23. Si una persona no quiere quedarse, ni tus mayores deseos ni tus mejores intenciones harán que se quede. Tus deseos no alcanzan para que alguien se quede, ¿pero sabes qué sí alcanzan y sobran?, sus propios deseos, entonces sé el tipo de persona a quien la gente desea.

24. No persigas, ni insistas, ni supliques, ni ruegues, atrae. Ser cada día más atractivo sí vale toda tu inversión y esfuerzo, porque además de todo, ese valor es valor se queda contigo, y se multiplica, porque impacta en todo aquel que te ve.

25. Yo sé que tú quieres sentirte bien, lo deseas, lo necesitas, sueñas con eso y tu yo interior lo suplica a gritos, pero es que en la teoría, importa lo que desees, pero en la práctica, lo que te demuestres.

26. Las acciones, constantes, pequeñas o grandes que llevas a cabo, y que son demostraciones de poca valía, terminarán por convencerte a ti mismo de tu poca valía, y claro, cuando te sientas diminuto, insignificante, poca cosa, no sólo aceptarás migajas, aceptarás lo que sea.

27. Las acciones, constantes, pequeñas o grandes que llevas a cabo, de sí amor, sí respeto, sí dignidad, sí integridad, sí orgullo y sí valor hacia ti mismo, todas, son demostraciones de alta valía para ti mismo, y entonces, consciente e inconscientemente pues ¡claro que debes tener una muy alta valía!, si no, pues jamás harías ni habrías hecho tanto por ti mismo.

¿Así que ya insististe?, ¿ya probaste y quemaste la táctica de insistir y no funcionó?, ¿y si, por mucho que duela y por tanto que cueste, pruebas con la de no volver a insistir, nunca, jamás, hasta que te quede prohibido?

A veces, lo más atractivo que puedes hacer es dejar de hacer. A veces, no insistir es mayor acción y demostración de alta valía que cualquier otra. A veces, no insistir era lo que sí iba a despertar la atracción a la que habías renunciado.

El que no insiste, porque no tiene ganas, ni necesidad, ni voluntad, ni paciencia de hacerlo, demuestra algunas cosas interesantes:

1. Que es el tipo de persona que no suplicaría por un lugar en la vida de nadie.

2. Que es el tipo de persona con dignidad, integridad, orgullo, respeto y amor hacia sí mismo, suficientes, como no tener que aceptar la posición de insistir.

3. Que es el tipo de persona que no es incondicional de nadie.

4. Que claro que das, y bastante, pero quien se quiere quedar debe saber recibir, y también saber dar.

Da por ti, invierte en ti, cree en ti, apuesta por ti, sacrifica por ti, esa es la única forma de convencerte de que eres valioso, porque si no lo fueras, nunca darías, ni invertirías, ni creerías, ni apostarías, ni sacrificarías tanto por ti.

Y por último, es ego, y no está bien conservarlo, pero si te sirve ahora, en un estado vulnerable, para arrancar, como combustible, mientras quema, mientras duele, y antes de que se esfume, utilízalo, aprovéchalo:

Piensa fijamente en el objetivo concreto de volverte tan sumamente atractivo-atractiva, tanto, que la persona que hoy te desprecia, mañana muera por tenerte, aunque cuando eso pase, tú estés ya en otro capítulo, uno en donde sí, primero va el amor a ti mismo.

Si el dolor por el desamor hacia ti lo puedes convertir en acción por amor hacia ti, eso es saber canalizar el dolor, eso es inteligencia, y tú eres inteligente, entonces hazlo. ¡Arre!

Entra a mi página para ver mis eventos, hablar conmigo o descargar mis libros y demás contenido premium, suscríbete al canal y activa la campanita, deja tu “Me gusta” si quieres específicamente más temas como este, comparte si te gustó el mensaje, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, búscame como “Nix Paradise” en todas las redes sociales, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres.