¿Te ha pasado que mandas un buen mensaje a una chica y no responde? ¿O tarda en hacerlo?

O si lo hace es de forma seca y cortante, ¿y ya no sabes qué más decirle?

Pues bien, en este artículo te tengo la solución.

Puse en negritas buen mensaje porque obvio me refiero a que envíes uno que sea creativo, con buena emoción, original y elegante. Si no es así, la razón por la que no te respondió es otra y ya será tema de otro artículo.

Sin embargo, si hiciste un buen mensaje y aún así no te responde, puede ser por varios factores y hay uno que es muy común.

Imagínate, si es atractiva en todos los sentidos, es casi seguro que sus mensajes e inbox siempre estén llenos, y entre ellos por chicos que busquen su atención. Dicho esto, le será más difícil para ella responderte rápido y sobre todo escribir mucho, ¡porque tiene varios mensajes por responder!

Lo vuelvo a repetir: hay muchos chicos en sus mensajes buscando su atención. Ahí es donde está la mayoría intentando, entonces yo no quiero estar ahí. Yo siempre busco estar donde exista la menor competencia posible y tener la mayor ventaja.

¿Y sabes lo MENOS que hace la mayoría? ¡Llamadas por teléfono!

A la mayoría les resulta más cómodo estar hablando por mensaje de texto y porque creen que así cometerán menos errores. La realidad es que no es así.

Por mensaje de texto es mucho más fácil que algo se malinterprete y es más fácil cometer errores. Además necesitas dedicar más tiempo, compites contra muchos a la vez y hay muchas otras desventajas.

La principal ventaja de una llamada por teléfono es que es MUCHO MÁS REAL, es decir, aquí puedes darte una mejor idea de su estado de ánimo, si está ocupada o no, si algo le da risa o si algo le da pena… y en general poder calibrar mucho mejor la situación.

Y además súmale que es más original y elegante.

Algo excelente también es que sólo puede haber una llamada a la vez, así que cuando tú le marques sólo aparecerá un nombre en la pantalla de su celular ¿y adivina cuál será? ¡el tuyo!

Y bien, si ya sabemos que es la mejor opción, ¿cómo se le hace para tener una llamada exitosa?

¡Ahí te van unas ideas!

1: A la hora de llamar suena activo y a la vez apresurado

Si yo ahorita les dijera que tengo todo el tiempo del mundo para responder sus mensajes y que me pueden escribir cuando quieran, a la hora que sea, el día que sea y durante todos los años del mundo, porque siempre estaré disponible de responder cuando ustedes me lo pidan. ¿Lo valorarían? ¡por supuesto que no!

Los humanos no valoramos lo que tenemos disponible siempre y más bien valoramos lo escaso. Es nuestra naturaleza.

Así que si yo le marco a una chica y le hago parecer que tengo todo el tiempo del mundo para estar hablando con ella… ¿qué crees que sentirá? ¡exacto, no valorará mi llamada!

Esto es fundamental, cuando yo le marco a una chica siempre me aseguro de hacerle sentir que mi tiempo es escaso (OJO, no lo hago por ego o algo por el estilo, más bien es para que ella valore mi llamada y de verdad se sienta honrada porque le marqué).

Ahora, de entrada inicio un poco apresurado y enérgico (de preferencia que sea real) y se lo hago saber con un comentario. Por lo general tiene que ver con alguna actividad que iba a realizar antes de marcarle.

Por ejemplo: ¡Hola Valeria!, fíjate que ahorita iba en camino al gimnasio y se me ocurrió marcarte. ¿Cómo estás?

¿Estoy ocupado? Sí.

¿Aún así me tome el tiempo de marcarle? También.

¿Lo va a valorar más? ¡Por supuesto!

Ahí está el secreto. Sigue un estilo de vida interesante y ocupado, y hazle saber a tu chica que a pesar de eso eres accesible como para marcarle. Lo va a valorar muchísimo.

2: Cada segundo que dure la llamada, es un segundo que está a tu favor

Si bien al inicio vas a aparentar estar apurado, mientras la conversación siga avanzando puedes crear una pequeña excusa para agregar segundos o minutos extra a la llamada.

Es decir, dejaremos en claro que estamos ocupados pero que aún así buscamos la forma de dedicarle un tiempo extra.

Volvamos al ejemplo de que iba en camino a mi gimnasio. Durante la llamada puedo agregar que a la vez estaba esperando mi Uber. Así que si quisiera agregar minutos extras a la llamada puedo comentar algo como: Uf, ¿qué crees?, mi Uber aún no llega, entonces todavía puedo seguir hablando unos minutos más. Y cuando llegue el Uber o cuando llegue yo al gimnasio, puedo tener la excusa perfecta para terminar la llamada en el mejor momento.

Ahora, cada segundo, cada minuto o cada hora que dure la llamada, es tiempo que te está sumando. Porque recuerda, mientras está hablando contigo deja de estar hablando con miles de chicos más. ¡Ese tiempo sólo te lo dedica a ti!

Esto es algo que no sucede en WhatsApp, donde la chica por lo general habla con varios amigos a la vez. Ahora, no digo que esto sea malo, simplemente prefiero que ella invierta mucho tiempo en mi y desmarcarme de la competencia.

Dicho esto, busca alargar la conversación lo que más que puedas. Siempre y cuando no forzes nada y que todo fluya de manera natural.

3: Sé excelente hablando, pero sé aún mejor escuchando

Los novatos piensan que la clave está en tirar verbo, o en otras palabras hablar mucho, hablar mucho de sí mismos. La realidad es que es todo lo opuesto.

Claro que uno debe liderar la conversación y claro que uno debe hacer comentarios que nos lleven a donde queremos, pero en general tú quieres ser la persona que menos hable y la que más escuche. Sé un especialista en escuchar.

Recuerda que mientras más ella hable, sobre todo de temas que se traten de ella y tú, puedes conocer mucho más sobre ella que te permitirá actuar mejor, y crear una mejor conexión y relación en el futuro.

Así que la clave está en llevar a la conversación a los temas que nos convienen: coqueteos, familia, sueños, actividades que le apasionan, gustos y otras cosas más. Y dejar que ella nos cuente.

Al finalizar la llamada ella pensará: ¡Qué buena estuvo esta llamada!, porque a todos nos gusta que nos escuchen. Y más si lo hace alguien de valor.

4: Entre menos preguntas hagas, más fluido y natural será

Esta es una parte importante, porque muchos con tal de forzar una conversación empiezan a hacer muchas preguntas y la conversación ya no se siente fluida.

Mi principal recomendación es, que entre menos preguntas hagan MUCHO MEJOR.

Cuando uno tiene una conversación con un amigo cercano, la realidad es que hacemos muy pocas preguntas y todo fluye muy natural. Y es que hacemos muchos comentarios o afirmaciones, que la otra persona simplemente puede continuar.

Y con una chica uno puede hacer lo mismo. Por ejemplo, una conversación puede FLUIR con pocas o quizá ninguna pregunta:

Chica: ¿Y cómo estás?

Tú: Excelente, ahorita estoy regresando de llevar a pasear a mi perrito.

Chica: ¡Oh es verdad! Me comentaste que tenias uno.

Tú: Siii, y estuvo divertido como siempre porque ¿qué crees?

Chica: ¿Qué?

Yo: Muchos niños le dijeron que estaba curioso. No sé a que se referían…

Chica: Aaaaaah, seguro a que estaba feo jajaja.

Yo: Noooooo, el sólo tiene una belleza diferente.

Más o menos entienden la idea. Muchas veces queremos forzar una conversación haciendo pregunta tras pregunta, y en ves de parecer una conversación de amigos, parece una entrevista de trabajo. Un ejemplo de ello es cuando preguntas: ¿y qué tal tu día?, ¿qué hiciste?, ¿te la pasaste bien?, ¿te gustó?, y haciendo pregunta tras pregunta. ¡Nooooo!

Mejor pónganse de reto hacer una llamada y lograr que la conversación fluya haciendo la menor cantidad de preguntas posibles, y noten la diferencia después.

5: Domina el arte de contar historias y compártelas en la llamada

Cuando empiezas a tener un estilo de vida interesante: entrenas el deporte que te gusta, tienes el trabajo que te apasiona, te juntas con los amigos que siempre soñaste, vives buenas experiencias cada día… lo más probable es que tengas siempre historias por compartir.

OJO, con esto no me refiero a que tengas historias ya hechas o inventadas. Simplemente a la hora de marcarle asegúrate de tener una o dos historias interesantes (que causen risa o tengan algún aprendizaje) que le puedas compartir. Estoy seguro que ella estará encantada de escucharte.

Por ejemplo, les comparto una historia que literal me pasó hoy y se las voy a compartir como si hablara con alguno de ustedes por teléfono:

Yo: ¿Oye adivina qué me pasó hoy?

Tú: ¿Qué?

Yo: Hoy fui al gimnasio y mientras estaba entrenando, una señora se me acerca a querer tomarse una foto conmigo.

Tú: ¿Neta? ¿por qué?

Yo: Porque me dijo que según me parecía al rapero Drake y quería regalarle una foto a su hija porque ella era muy fan de él. ¿Puedes creerlo? ¿de verdad me parezco a él?

¿Se dan una idea? A mi en realidad cosas así me pasan a diario y cuando hablo con una chica por teléfono, voy con toda la actitud de compartirlo.

6: Finaliza la llamada en el mejor momento

Cuando notes que la conversación esté en su mejor momento, es decir, cuando haya la mayor cantidad de risas, buena energía e interés, es cuando quieres cortar la llamada.

¿Por qué sucede esto?

Sencillo, si te esperas a que ya no quede más por hablar (que es muy raro sucede si ya tienes la habilidad), ella se despedirá en el momento más aburrido y con esa imagen se quedará de ti.

Además recuerda: Las personas no recuerdan las palabras, pero ¡siempre recordarán cómo las hiciste sentir!

Por mi parte fue todo y ya saben, ¡a desmarcarnos y a llamar se ha dicho!

¡Éxito y vida!