Me Gustó, Me Acerqué Y Ahora… ¡¿Qué Le Digo?!

520

¿Te ha llegado a pasar que te llenas de valor para hablarle a esa chica que te gusta, te acercas y te quedas sin palabras?

Si ya te ha pasado, sabes lo incomodo que es y probablemente lo único que querías en esos momentos era salir corriendo; incluso podrías haberte ahogado en esa sensación y realmente salir corriendo de ahí, dejando a la chica con cara de What? y a ti mismo con la sensación de haber hecho el mayor ridículo de tu vida.

Cuando te llevas ese tipo de experiencias, lo más probable es que poco a poco dejes de intentar hablarles a las chicas que te gustan, acabando por quedarte con las ganas de conocerlas y por lo tanto, olvidarte de vivir momentos mágicos con ella.

Ese sería el más grande error que podrías llegar a cometer; lo normal es que cuando hablas con extraños, sientas un poco de nervios, sin mencionar que cuando hablas con una mujer desconocida y que además te gusta, esos nervios pueden crecer hasta más del triple que con alguien que no te atrae.

El truco es aprender a manejar esas situaciones y con la práctica, cada vez te será más natural y más podrás controlar esos nervios al grado de que sean tan mínimos, que no se noten en lo absoluto o que los uses en tu beneficio.

A continuación te dejaré 4 consejos que podrás aprender, adaptar a tu personalidad y dominar, para que dejes esa historia en el pasado y de hoy en adelante, ¡jamás te quedes sin palabras!

0 – ¡Aclaración importante!

Nada de lo que puedas aprender aquí o en cualquier otro sitio, va a importar si fallas en cosas esenciales como: modulación de la voz, dominio del lenguaje corporal y proyección de valor. Ya que por mejor que puedas grabarte todo lo teórico, obtendrás malos resultados si a la hora de la acción: tu voz no se escucha o haces que todo lo que salga de tu boca suene incongruente mediante tu tono; tu lenguaje corporal te hace ver como un gatito asustado; lo que proyectas con tus mensajes son puras cosas que hacen que tu valor baje (ser quejumbroso, arrogante, grosero, gruñón, miedoso, aburrido, etcétera).

Si quieres mejorar de una forma muchísimo más eficaz en esas áreas, te invito a que le des un vistazo a nuestros cursos para que elijas el que mejor se ajuste a tus necesidades y así podamos ayudarte a superar esa pequeña barrera que te podría estar deteniendo de ser tu mejor versión. Sin más que decir, continuemos.

1 – Distínguete del resto

Distinguirte del resto puede ir desde tu forma de vestir hasta tu forma de hablar, tu personalidad o tu expresión corporal; pero cuando hablamos del qué decir, me refiero a que busques la mejor manera de distinguirte de personas que normalmente te hablan cuando estás fuera de casa, por ejemplo: los vendedores, las personas que piden dinero por necesidad o caridad y los asaltantes.

Además de que marques la diferencia del resto de chicos que al igual que tú, se sintieron atraídos por ella e intentaron conocerla, esto puedes hacerlo de las siguientes maneras:

A – Explota lo que estabas por realizar o ibas a realizar: Una de las mejores maneras de comenzar una relación es siendo honesto; y que mejor manera que decir literalmente lo que estabas haciendo, tan solo encuentra la manera más divertida y diferente que puedas imaginar. Por ejemplo:Si te dirigías rumbo a una divertida reunión con amigos, podrías decirle con tus propias palabras, que literalmente vas mega apresurado rumbo a ese lugar, pero que por su culpa vas a llegar tarde, pues no siempre se topa con una chica tan linda y no podías perder la oportunidad de prohibirle a esa chica de pasar momentos inolvidables a tu lado.

B – Aprovecha tu entorno: En caso de que no seas tan atrevido o por alguna razón no puedas o sea inconveniente decir lo que estabas o ibas a realizar, puedes aprovechar hasta la más mínima tontería que tenga el entorno que los rodea, para acercarte a platicar con esa atractiva mujer. Ejemplo:Si estás en uno de esos días en que la ciudad parece un pueblo fantasma, podrías inventarte alguna historia divertida y graciosa, en la que le digas que el destino los unió, y diseñó ese día específicamente de esa manera, para que no hubiera ningún obstáculo en que la historia de amor y pasión entre ambos se lleve a cabo.

Podría decirte muchísimos ejemplos más, pero lo que quiero que notes de esto, es que cuando inicies la conversación deberías encontrar la manera de ser original, divertido y único mientras te expresas.

Esto para que lo que le transmitas, se quede grabado con emociones positivas, para que cuando no estés con ella, te recuerde y sonría de tan solo pensar en ti, logrando así que le entren más ganas de volver a estar junto a ti y desarrollar poco a poco el enamoramiento.

2 – Identifica lo que la hace única

Otro punto importante que puedes explotar de manera súper efectiva, pero debes de cuidar de no excederte, es este. Siempre, siempre, siempre que conoces a una chica que te atrae más que las demás, debe tener ese algo especial por el cual te atrajo, así que de entrada tan solo pregúntate: ¿Qué me gusta de ella?

Cuando lo identificas, lo único que te queda por hacer es mencionarlo en algún momento de la conversación y hacérselo saber de manera inteligente; por ejemplo, combinando el primer consejo y en determinado momento de tu dialogo, mencionar ese algo que la hace única:

– Si es su sexy abdomen, podrías decirle de entrada, que llamó muchísimo tu atención porque hoy en día es difícil encontrar una chica que aparte de linda, cuide tan bien su figura al grado de que su sexy abdomen hable por sí mismo y de lo bien que se van a ver juntos (tú y ella) haciendo ejercicio.

– Si son sus tentadores labios, podrías quedarte en silencio por un momento y retomar la conversación con algo como: disculpa, es que tienes los labios más provocativos que he visto en muchísimo tiempo, ya me imagino la excelente mezcla de pasión y placer que van a detonar cuando se encuentren con los míos.

Hay un sin fin de posibles conversaciones que puedes crear a partir de esto, y siempre deberías aprovecharlos para aumentar la tensión sexual y ser coqueto. El punto importante de esto es que debes darle un equilibrio a lo que dices y solo mencionarlo esporádicamente o en momentos clave, para evitar quedar en el grupo de hombres que solo saben halagarla y en el grupo de chicos que se ven demasiado necesitados.

3 – Cuéntale un poco de ti

Algo más que puedes aprovechar para proyectar valor y crear una atracción muchísimo mayor, es el platicarle un poco sobre ti; siempre y cuando sean cosas que te hacen único, especial, valioso y sobre todo, deberás de contarlas de la manera más divertida, llamativa y coherente que puedas, evitando en todo momento el sonar arrogante o presumido.

Como entrenamiento y preparación, podrías hacer una lista de las cosas que más te gusta y disfrutas realizar e ir identificando las actividades más llamativas, emocionantes y que se distinguen del resto por ser cosas que no cualquier persona hace.

Un 75% de las veces, la misma chica te va a preguntar un poco más sobre tu vida personal y el otro 25% tendrás que encontrar el momento adecuado para contarle tú mismo.

Ejemplos del 25%:

– La chica te está contando un poco sobre ella y sus pasatiempos. En ese momento puedes aprovechar para crear conexión con ella y contarle algo especial sobre ti que encaje con lo que ella te acaba de contar.

– Está a punto de crearse un silencio incómodo. En ese momento saca de tu repertorio alguna experiencia graciosa, que tenga relación con lo que te gusta hacer y que algo durante la interacción actual te hizo recordar.

Con esto le darás a conocer a la chica, quién eres, y hecho de la manera correcta vas a inclinar las cosas a tu favor.

4 – Dale sentido a la conversación

Pequeño paréntesis: una vez que ya estás conversando con ella, es muy probable que también ella quiera participar en la conversación y es muy importante que aprendas a escuchar y no seas el único que habla, así que no la interrumpas y deja que se exprese cuando surja la oportunidad.

Mientras siguen la plática, busca darle un sentido a la conversación para que no se vayan a un silencio incomodo, y así logres evitar que la chica se pregunte: ¿Y ahora qué?, por decir:

Si tú tenías mucha prisa y tienes que irte, podrías decirle que: te ha encantado conocerla y que te gustaría continuar la charla en algún otro momento que tengas más tiempo libre, así que intercambien algún medio de contacto para llevar a cabo ese segundo encuentro (número de celular, Facebook, Instagram, correo electrónico, etcétera).

O en caso de que ambos pudieran seguir conversando, podrías decirle que: te encanta la química que se nota en el ambiente, pero que una buena bebida de por medio mejoraría muchísimo la atracción que se está construyendo entre los dos, y de no encontrarla, no sabes si puedes continuar.

También cabe aclarar que la chica podría ser la que tome la iniciativa y sea quien le dé sentido a la conversación, así que si pasa eso, no te preocupes.

Pequeño paréntesis 2: otra recomendación muy importante, es que a lo largo de toda la conversación, dejes claro cuáles son tus intenciones y seas congruente con ellas, ¿por qué?, porque se nota cuando te acercas a alguien que te gusta y ese alguien podría darse cuenta de que no tienes los pantalones suficientes para decirlo, lo cual te hace ver un tanto cobarde.

Como puedes ver, mucho de lo que puedes decir siempre está en tu entorno y en ti mismo, tan solo necesitas controlar esos nervios traicioneros y explotar todo lo que acabas de aprender.