Seducción: 5 Tips Para Ser Más Hábil Conversando

1921

Ser un hábil conversador es tan importante para la seducción como lo es un balón en un partido de básquet. Me gustaría ser modesto pero soy muy bueno jugando, y mucho mejor cuando me dejo llevar de principio a fin.

En seducción, los hombres se preocupan demasiado por saber qué decir, están todo el tiempo clavados en su mente y cuando es el momento dicen cualquier cosa fuera de lugar.

Se olvidan de la importancia de fluir.

Cuando juego básquet el tiempo vuela, todos mis sentidos están alerta al recorrido del balón y a los movimientos de los otros jugadores.

Es un poco difícil de explicar, pero a veces creo que mi mente hace cálculos impresionantes y de alguna manera, sé exactamente cómo va rebotar el balón, en qué instante voy a rebasar a alguien o cómo puedo ganarle el salto a un rival. Son cosas que jamás sabría cómo calcular y creería que son impredecibles, pero en ese momento, dentro del partido, me dejo llevar y ¡Voil! Ahí está el secreto.

Con las chicas pasa lo mismo.

Cuando te acercas a un grupo de cinco mujeres, debes leerlas a todas: Una será receptiva, a otra parecerá que le gustas, otras murmurarán entre ellas y otra hará alguna cara rara. En un instante sabrás cuáles son las prioridades, qué es lo que están pensando, qué es lo que van a decir, cómo vas a responder y en qué tono, tus gestos y lenguaje corporal, etc.

No se trata de tener una capacidad impresionante o de prepararte demasiado. Es más una cuestión de sentir el momento, saber algunas cosas básicas, dejar que tu cuerpo se desenvuelva y que tu mente se explaye.

Algunos tips que a mí me funcionan cuando estoy con una chica y que espero te sirvan:

1

Explota cualquier cosa.

Puede que estés esperando que salga un tema súper interesante, pero no es necesario. Te sorprendería saber que todo lo que ves, todo lo que ocurre a tu alrededor y todo lo que ella dice, aunque sea lo más simple, puede explotarse.

Por ejemplo: El libro que trae en su bolsa podría convertirse en un divertido debate sexista sobre cualquier cosa, el collar que usa podría servir para hacerle una lectura en frío (donde te inventes cualquier cosa), etc. En serio, cualquier cosa funciona.

2

Escucha y observa.

La mayoría de hombres están más pendientes de cómo se ven ellos mismos que de la inmensa cantidad de información que comunica una mujer mientras habla.

Tipo que en vez de estar pensando en qué es lo que deberías decir, puedas ver sus ojos, sentir cuando está emocionada, notar cuando cruza su pierna sensualmente, cuando te sonríe coqueta, etc.

3

No sé qué decir no existe.

Realmente jamás podrías quedarte sin algo que decir. Por más joven que seas, tienes años de vida llenos de experiencias y anécdotas divertidas, interesantes o vergonzosas.

Siempre y en cualquier momento puedes contar una historia, tipo … el domingo pasado tenía flojera y fui al súper en pijama….

Si te acaba de pasar algo

4

Dirígete hacia algún lado.

Siempre, absolutamente siempre, ten un objetivo, lleva la conversación hacia un fin.

No importa si quieres sexualizar pronto porque no puedes esperar más para desnudarla, o si quieres hacerla hablar de sus pasiones porque te interesa conocerla realmente, o si quieres ser sólo divertido para pasártela agradable.

Siempre, debes llevar la conversación hacia algún lado. No dejes que lo haga ella porque si lo hace mal pensará que fue tu culpa.

5

Fluye.

Tal como en un partido de básquet o en una cascarita de futbol con tus amigos, disfruta el momento y deja que todo fluya.

Sí, lo sé. No es tan fácil cuando una mujer guapísima te pone nervioso, pero deja de pensar en rutinas, deja de preocuparte por qué va pensar ella, deja de buscar la frase perfecta. Disfruta ese momento, disfruta de una buena conversación, trata de saber lo más importante de ella, cuéntale las cosas relevantes para ti, y ese clic de la mejor conversación se dará por sí solo.

Nota última: Este artículo habla sobre conversar, pero para nada pienses que charlar lo es todo. Para seducirla hace falta tocarla, retarla, sexualizar, seducir, escalar, cambiar de lugar, etc., pero vamos poco a poco.

Sígueme en Twitter e Instagram.

¡Vive!

Artículo anterior¿Quién Es Pedro Massera?
Artículo siguienteAven Fénix: 4 Pilares De Mi Código Personal (1 De 2)