¿Quién Es Pedro Massera?

996

Nunca pensé que ser demasiado lindo y empalagoso fuera razón para terminar a un chico que estaba sinceramente enamorado. Pero lo fue.

Tras ello y sin encontrar explicaciones, me sentí defraudado, muy solo y deprimido. Había dejado mis entrenamientos, mis amigos y las cosas que me gustaban, por ella. Y cuando me dejó, no tenía nada más. Estaba en ceros.

Pasaron varias semanas así hasta que recordé una vieja película llamada Vicky Cristina Barcelona. Fue sólo un recuerdo pero detonó una serie de cosas que sin duda están entre las mejores que han pasado en mi vida.

En la película aparece el actor Javier Bardem y en varias escenas muestra un juego de seducción increíblemente directo y emocionante. Empecé a tener la curiosidad de si se podía aprender a hacer algo así.

SAN GOOGLE Y MI CAMINO SOLITARIO

En google encontré una página sobre seducción, www.aprendeseducción.com (ni la busques, no duró). Hablaba temas muy básicos y teóricos sobre lenguaje corporal y aun así empezaba a sentirme muy emocionado.

Estaba interesado, prácticamente leí todo lo que encontré allí y estaba ansioso de ir al campo y probarlo todo. No me iba tan bien como esperaba pero seguía intentándolo y poco a poco noté que iba mejorando en muchas cosas.

Pasé de que las chicas me ignoraran a que hablaran por lo menos un minuto conmigo, luego a que me sonrieran, luego a que me dieran su número, y luego a salir con algunas de ellas y poder besarlas.

Si en algún momento había perdido la confianza, eso ya no volvería a pasar. Trabajar en mí me daba mucha seguridad y más ganas de seguir haciéndolo, como en un círculo vicioso, pero este era de buenos resultados. Entre más trabajaba en mí, mejor me iba, y entre mejor me iba, más quería trabajar en mí.

Soy de Sinaloa, he vivido en España, Canadá, en varias ciudades de México y actualmente estoy en Guadalajara. También he tenido la oportunidad de conocer y platicar como buenos amigos con algunos de los veteranos de LoveSystems.

Busqué gente en mi ciudad a la que también le gustara aprender y practicar seducción, pero prácticamente no encontré a nadie. Así pasó más de un año, leyendo, practicando, saliendo solo, atreviéndome, saliendo con algunas chicas con las que aprendí a hacerlo bien, etc. Más tarde encontraría a Fénix, quien me molestaría mucho al grado de convertirme sino en su hater, en algo parecido.

La mayoría de la información que había sobre seducción estaba en páginas en inglés, y las que había en español eran de España. He tenido la oportunidad de viajar, aprender nuevos idiomas y conocer culturas diferentes, y estaba convencido de que sí, algunos principios de seducción son universales aquí y donde sea, pero no todos. La cultura influye mucho. América Latina es diferente, quizás más conservadora y romántica.

Inclusive, las mujeres de Guadalajara no son iguales a las de la Ciudad de México. Es raro pero así es, las personas de una u otra ciudad son distintas y reaccionan distinto. Sus expectativas e intereses son muy distintos en muchas cosas. No podrías seducir de la misma manera a una chica de costumbres árabes que a una mexicana o a una europea.

SEDUCCIÓN EN MÉXICO

Aún no había encontrado a alguien de México o por lo menos de América Latina.

Seguí buscando y encontré un foro de seducción en México pero quien más sobresalía era Fénix. Lo malo es que Fénix me molestaba. Él no ni su contenido, pues casi todo lo que encontraba en su página me servía. Lo que me molestaba era encontrar a otro más que sólo buscaba hacer dinero a costa de la seducción. ¿Por qué no habría de enseñar gratis? ¿Por qué no respondía a todos y por qué en su foro él casi no comentaba?

Finalmente, más por curiosidad y porque no había nadie más, pagué mi inscripción a escondidas de mis padres (en ese entonces tenía casi 17 años), y luego tuve que convencerlos de que me dejaran viajar de donde vivía a Guadalajara, lugar a donde esta vez iría Fénix a impartir su curso.

Sin exagerar, valió la pena, todo.

A pesar de que Fénix se dedicaba a esto y en su página pareciese mamón, o al menos mucha gente lo dijera, era respetuoso y cálido. Te hacía críticas que dolían, que te avergonzaban, pero te sentías bien, como si te las dijera un amigo de años que te habla con la verdad. Mis compañeros en ese seminario se hicieron mis amigos hasta el día de hoy que viajamos a otras ciudades sólo para vernos o para ir a la playa en Spring Break.

MI AMISTAD CON FÉNIX

Pues, le conozco de hace varios años. Es obvio que le he aprendido sobre seducción, es uno de mis modelos a seguir, etc. Pero más, admiro la increíble facilidad que tiene para analizar a la gente.

Te puede preguntar algo aparentemente inofensivo y escucharte un poco mientras detecta todo, y si le caes bien, te lo dice y te da consejos para solucionarlo si es algo malo, o para explotarlo si ve en ti algún talento que tú no sabías que tenías. Tiene una facilidad para preguntarte sobre aquello de lo que quieres hablar, y cuando te das cuenta sólo quieres seguir platicando. También tiene una facilidad para decirte las cosas más frías e hirientes pero lejos de hacer daño o hacerte sentir mal, te hace entender que tienes dos opciones, o afrontas la realidad como va, y trabajas en ella, o sigues fingiendo que no pasa nada y pagas las consecuencias.

Con el fin de ponerme a prueba antes de dar un paso más, hace tiempo que Fénix me invitó a dar entrenamientos de seducción privados y 1 a 1, tal como Will Smith en Hitch. De alguna forma me convertí en lo que detestaba de Fénix, pero eso desapareció en cuanto lo conocí. Se trata de alguien a quien le ha costado tiempo, que ha tomado cursos y entrenamientos de todo, que ha experimentado en carne propia lo que enseña y que ha tenido que hacerlo él antes que nadie. Y va dedicarse a ti, va enseñarte lo que sabe y entrenarte para que logres lo que quieres lograr, por lo que llegaste a él.

Así fue como yo llegué y eso fue lo que hizo conmigo.

SOBRE MÍ, ACTUALMENTE

Por una parte me va bien. No tengo novia formal por ahora, así que tengo más tiempo para dedicarlo a mí, a crecer y ser mejor en todos los sentidos. Tengo y siempre tendré un largo camino por recorrer. Soy deportista, soy un buen amigo y procuro ser un hombre íntegro. Estamos en este camino, el de obtener lo que quieras a partir del éxito social.

¡Vive!

Artículo anteriorNatalia, Juego De Noche
Artículo siguienteSeducción: 5 Tips Para Ser Más Hábil Conversando