La Vida No Es Injusta, Es Que Tú No Le Has Cobrado

499
http://www.youtube.com/watch?v=zTfw9jmY91k

Puede ser inteligencia emocional, puede ser actitud positiva, puede ser sólo una perspectiva distinta, no importa, lo cierto es que si lo aplicas le sacarás un gran provecho.

Cuando la vida te cobre, lo que sea, reclámale aquello por lo que pagaste, así la vida nunca estará en deuda contigo.

Si por el contrario, si la vida te cobra y tú no le reclamas aquello por lo que pagas, la vida te vuelve a cobrar, y te vuelve a cobrar, y te vuelve a cobrar… Pero, ¿a qué me refiero con aquello de que la vida te cobra?

¿Confiaste en alguien en quien no debías, te falló, te traicionó y ahora te reclamas haber sido tan ingenuo? Esa es la vida cobrándote.

¿Cometiste un error que trajo consecuencias, un error por el que ahora te lamentas y te sientes culpable y arrepentido? Esa es la vida cobrándote.

¿Terminaste con alguien, por las razones que sean y ahora te sientes devastado, triste o solo? Esa es la vida cobrándote.

¿Prestaste dinero a alguien que luego desapareció y te molesta haber sido tan inocente? Esa es la vida cobrándote.

No importa el qué, si fue tu culpa o no, si tú fallaste o no, si lo merecías o no, el punto es que si duele de alguna forma, esa es la vida cobrándote.

Mi papá era alcohólico y drogadicto, falleció cuando yo tenía 13, mi mamá era la mejor y falleció en mis brazos, he estado en más funerales que en bodas, y aun así te juro que siempre puedes sacar algo positivo de cuando la vida va mal.

Eso quiero, que no te quedes con el golpe, que le reclames a la vida aquello que te está cobrando, que tomes de la vida aquello por lo que pagaste o por lo que estás pagando.

No te pido que le regreses el golpe, te pido que saques algo positivo de la misma magnitud que el dolor que la vida te haga sentir. Esa es la única forma de estar a mano con la vida y contento con ella.

También es la única forma de asegurar que la vida no te vuelva a cobrar por lo mismo una, y otra, y otra vez, porque pagar decenas de veces por lo mismo sin obtener nada a cambio, no sería poco astuto, sería muy tonto… ¿Quieres ejemplos, aunque duelan?

¿Tu pareja te engaña, te lastima, no te valora, no da señales de cambio, sufres, pero no aprendes…? Esa es la vida cobrándote, una, dos, y tres, y cuatro veces, pero tú, sigues sin aprender.

Tú podrías pensar que eres muy bueno y que la otra persona es muy mala. Quizás sea mala, pero tú no eres muy bueno, tú estás siendo muy tonto.

Si la vida te cobra, y algo duele, y tú no sacas algo positivo de la misma magnitud, la vida te vuelve a cobrar, y si somos sinceros, eso es muy tonto.

¿Pagarías cinco veces por el mismo celular?, ¿no, verdad?, ¿y por qué siendo infinitas veces menos valioso que la vida, con la vida sí lo haces?

Si frecuentemente pasas por situaciones dolorosas en las que ya habías estado, y que ya conocías, y de las que pudiste aprender para evitar, pero no lo hiciste, eso es muy tonto, y te aseguro que has caído.

¿Ha pasado algo que te ha dolido, algo que lamentes, ya sea por haberte equivocado, por haberlo permitido o por no haberte dado cuenta?

Ok. Es comprensible sentirnos mal cuando pasa algo que duele, pero es estúpido creer que sentirnos mal es una forma de solución.

¿Tienes una máquina del tiempo que funcione a base de quejas, arrepentimientos, lamentos y culpas, y que te devuelva al pasado gracias a ello?, ¿no?, entonces son inútiles.

¿O, a las cuántas quejas, arrepentimientos, lamentos y culpas se resuelve lo que hizo sentir mal?, ¿ah, que no se resuelve con eso?, ¿entonces que utilidad tienen?, no la tienen.

Y no hablo de que no pase nada cuando algo nos duele, sólo digo que sentirte mal por ello no lo soluciona, en cambio, aprender para prever, y evitar que suceda de nuevo sí es una solución a futuro.

Tú eres capaz de aprender de cada experiencia de tu vida, pero ser capaz no basta, también hay que tener la disposición, o sea, encender tu mente, porque si no, da igual que seas capaz o no.

A veces los problemas en la vida son muy sencillos, pero si no los procesas, no aprendes, y si no aprendes, vuelves a tropezar con ellos, y vuelves a tropezar con ellos, y vuelves a tropezar con ellos… ¿te parece lista una persona a la que le pasa esto?, ¿no, verdad?

Cuando pase algo desafortunado, desagradable, doloroso o lamentable, esa es la vida cobrándote algo… ¿Quieres que ese pago valga la pena?, haz que valga la pena.

Cuando la vida te cobre, cosa que hará, te lo aseguro, porque a veces ni siquiera se trata de ti, a veces ni siquiera se puede prever, saca algo positivo de la misma magnitud.

No desperdicies tu coraje y energía en lamentos y quejas, canalízala en aprender y ganar experiencia, fortaleza, estrategia.

Haz que eso que dolió valga la pena, que no vuelva a suceder, que no haya nada de qué quejarte. La vida ni siquiera tiene un departamento de quejas, pero tiene mucho que dar a quien está listo para tomarlo.

¿Confiaste en alguien en quién no debías? Aprende a detectar a esa clase de personas para no volver a confiar en ellas.

¿Estuviste en una pelea injusta contra algún abusivo y te hizo daño? Aprende a evitar las peleas, y si eso no es suficiente, aprende a pelear y ser tú quien para en seco a los abusivos.

¿Cometiste un error que trajo consecuencias, o le fallaste a alguien y le perdiste? Cambia tanto como sea necesario para que no vuelvas a cometer el mismo error.

La mayoría de veces es muy sencillo tomar de la vida lo que la vida te está cobrando, sólo tienes que estar dispuesto a tomarlo.

A veces no, a veces no sabemos qué es lo que debemos tomar, aprender o cambiar, y aun así, ahí está, pero tenemos que buscar el qué, hasta encontrarlo.

No sufras, sufrir es demasiado imbécil, y tú no lo eres. Aprende, prevé, gana experiencia, estrategia, sé resiliente.

Toma de la vida lo que la vida te cobra y ganarás tres cosas: 1) Nunca tendrás de qué quejarte en la vida, 2) la vida nunca estará en deuda contigo, y 3) nunca sufrirás dos veces, por la misma cosa.

Si eres listo y haces lo que te pido no habrá más lugar en tu vida para frustraciones, lamentos, quejas y arrepentimientos, pero sí habrá lugar para aprendizajes, para inteligencia, estrategia, cambios positivos, y para ser mejor.

Lo primero, el sufrimiento y las quejas, son rotundamente inútiles. Lo segundo, la inteligencia y los cambios positivos, son rotundamente necesarios para ser feliz. ¡Te quiero ver feliz! ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.