¿La Forma Más Inteligente De Sobresalir? Tener Los Huev0s De Ser Tú Mism@

933
https://www.youtube.com/watch?v=-Er1wXXySxo

¿Qué harías para gustar, para sobresalir, para ser correspondido, para sentirte valorado, sobresaliente? Pues, puede que todo lo que estés dispuesto a hacer para conseguirlo sea exacto lo que no deberías hacer.

Seguir la lista de cualidades de alguien para que te acepte, cosa que suele intentarse para gustarle a la persona especial, pero es un gran error…

Esforzarte a vivir la vida perfecta de según quién cuando nadie puede dictarte qué vida deberías vivir para ser feliz, otro gran error…

Compararte constantemente con supuestos modelos perfectos a los cuales alguien dijo que deberías parecerte, un error más…

De verdad… ¿no te das cuenta del daño que hacen este tipo de trampas?, ¿notas que están convirtiéndote en una máquina de auto-rechazarte?, ¿no ves que estás alienándote, ignorando tu esencia, para ser ahora quién sabe qué?

Grábatelo: No importa cuánto hagas por ganarte el gusto, la aprobación y validación de otros, es una misión imposible, una carrera interminable llena de dolor e hipocresía.

Porque cuando no te aceptas, no te gustas, pero no es sólo eso, es rechazarte, negarte, ocultarte, hacerte sentir defectuoso, imperfecto, incompleto, insuficiente… es condenarte a ser infeliz.

Así, nunca sabrás quién eres, ni qué quieres, ni qué hacer o hacia dónde ir. Nunca nadie va a conocerte porque sin personalidad ni identidad, ni tú te conoces.

Si quieres no me escuches, sigue… impidiéndote ser libre, actuando al margen de ser criticado o rechazado, pero te lo advierto, te hará mal, te causará dolor, te limitará y dañará tu autoestima.

¿O de verdad inocentemente creías que podías pasarte la vida tratando de complacer y gustar a todos, pretendiendo y fingiendo ser quien no eres hasta conseguirlo?

¡Qué pinche horrible creer que tienes que ser otro para ser aceptado!, ¡qué triste ser tú mismo el primero dispuesto a ir en contra tuya, por nada!

Porque, entiéndelo: No estás para ser, hacer y vivir a complacencia de nadie. El jodido reto es gustarte y satisfacerte a ti, no al mundo. La única perra validación y aprobación que necesitas es la tuya.

Sólo a ti te representas, sólo a ti te debes cuentas, sólo tú puedes y debes decidir quién ser y cómo ser, y nadie más.

¿Quién debe ser tu persona favorita? Tú… ¿Y tu relación más importante, y tu primer consejero al cual acudir, y tu opinión preferida, y tu decisión final? Tú, carajo, si no quién pinches más.

Bueno. Ya fui altisonante, ahora déjame ser amable: Eres único, irrepetible, inimitable, inigualable, original, eres una combinación perfecta que no existe en ningún otro lado, literalmente, no existe.

Y no, no son simples palabritas cursis para hacerte sentir bien, es que, científicamente, ni aun teniendo un gemelo podría él ser igual a ti. No existe nadie más como tú.

Por eso, respóndeme: Dame una razón no estúpida para arruinar esa única combinación perfecta que ya eres, intentando convertirte al gusto de alguien más, o peor aún, pretendiendo ser una copia más de la copia de otra copia.

Dime… ¿Qué te gusta y te hace sentir muy bien en lo más profundo de ti?, ¿crear, descubrir, expresar, escuchar, aprender, enseñar, ayudar…? Esa es tu esencia, esa es la voz y guía que debes seguir.

Talvez eres auténtica y espontáneamente creativo, o gracioso, o curioso… quizás hay un artista, o escritor, o poeta, o arriesgado deportista dentro tuyo… Eso y tus talentos es lo que deberías estar tratando de descubrir…

Abandona la carrera de ser uno más, empieza la carrera de ser tú. Ya eres suficiente, y serás mucho más si tu lucha, en vez de darla para encajar, la das para descubrirte, liberarte y desarrollarte a ti.

Si tus características natas no son el modelo perfecto de alguien, qué importa, son tuyas, reconócelas, acéptate, así eres. Esa es tu combinación y no hay nada de malo en eso, no hay nada de malo contigo.

Ahora. Si tus características adquiridas, aprendidas, algunos rasgos en tu personalidad o patrones al pensar, no te hacen feliz, esos sí puedes cambiarlos, pero, sólo para gustarte a ti, para satisfacerte a ti.

Así que basta de sentirte mal por no ser como quieren que seas, basta de sentirte que no eres suficiente para algo o para alguien, basta de corromperte y deformarte a ti para el gusto de alguien más.

No tienes que ser otro, no tienes que ser perfecto para nadie, no tienes que compararte con nadie, cosa última que en el mejor de los casos es inútil y en el peor, destructivo.

Sí, inspírate, motívate, elije y desarrolla en ti los hábitos y valores más poderosos y que más admires en alguien más, pero sigue siendo tú.

Descúbrete, reconócete, acéptate, sé tu esencia, desarrolla esa esencia y permítete empezar a ser libre, a ser cada vez más tú.

Sé tú, eso es lo que tienes que hacer, pero, atento, no diré “sé tú mismo”, diré “sé tu esencia”.

Y no diré “sé tú mismo” porque detestaría que pienses que serlo es quedarse tal y como se está sin cambiar ni crecer. Detestaría que creas que se puede ser mediocre, conformista, y quedarse estático sin desarrollo ni evolución, y ser feliz.

No te daré la excusa a decir algo como “soy gordo, no me gusto, no me siento bien, sé que mis hábitos son malos y me destruyen pero pues como así soy, así me acepto”. No te ofendas pero eres muy tonto si crees que eso es ser tú mismo.

Eso sólo sería mediocridad consensuada porque te da flojera emprenderte a la labor de cambiar tus malos hábitos, y de hecho, no, ni éstos ni la flojera son tu esencia, no son naturales de ti, sólo, se te pegaron como la peste.

Tus malos hábitos, tu odio, tus frustraciones, tu resentimiento, tus miedos, complejos y límites mentales, no son tus características natas, no son tu esencia. Todo lo contrario, corrompen tu esencia, son tu peste.

Al decir “sé tu esencia”, te pido que no te conformes con tus falsas limitaciones mentales, te pido que no conserves tus malos hábitos, te pido que no los adoptes ni aceptes, te pido que te liberes de ellos para que sin ellos puedas descubrir quién eres.

Primero, ya lo dijimos, basta de ser para los demás, no les debes nada, te debes a ti. Y segundo, libérate de la peste, deja que se vaya, ten los huevos de empezar a ser tu versión más pura y más auténtica.

El relacionarte bien con los demás, el sentirte seguro, con fuerte autoestima, poderoso, libre, como si fluyeras, como si algo dentro de ti supiera siempre qué hacer y qué decir, lo tendrás cuando te reconozcas, te aceptes y te gustes a ti.

Ser tu esencia y ser distinto a todos cuando todos compiten por ser cada vez más iguales, es la forma más inteligente de sobresalir.

Por último: Ten la certeza de que las personas te verán tan único como tú te veas, te valorarán tanto como tú lo hagas, les gustarás tanto como a ti te gustes y te amarán tanto como tú te ames. Si existe forma perfecta y sublime de sobresalir, esta es. ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.