Cómo Ser Siempre Tú Mismo Y Gustarte A Ti Y A Esa Persona Especial A La Vez

109
https://youtu.be/j2w0BTc02vw

Si alguien te aconseja “ser tú mismo” y lo entiendes mal, ese podría ser el peor consejo que recibas.

Pero entonces, ¿deberías ser tú mismo, o no deberías ser tú mismo?, pues depende de qué signifique para ti “ser tú mismo”, ¿qué significa ser tú mismo?

No significa, si lo eres, ser sucio, holgazán, cobarde, mentiroso, patán, conformista, mediocre, débil, o tímido…  A menos que tú conscientemente hayas decidido que así eres y que así quieres seguir siendo.

Si alguien decide conscientemente que su esencia, por ejemplo, es ser holgazán y conformista, y entonces lo es, esa persona sí está siendo ella misma.

No creo que ese sea tu caso ni el caso de nadie. Nadie decide carecer de cualidades y valores, o ser detestable y repelente, o al menos me cuesta mucho creerlo.

Pero, por ejemplo, si yo sé que soy tímido aunque no me guste, y al mismo tiempo sé que debo ser yo mismo, pero no me funciona como me gustaría, ¿qué diablos está pasando?

A veces somos tímidos porque nos sentimos inseguros o avergonzados frente a los demás y no lo hemos superado.

A veces somos tímidos porque para nosotros es mayor el temor a enfrentar nuestra timidez que el deseo de superarla.

A veces somos tímidos porque no somos conscientes de qué detona nuestras inseguridades, o porque no sabemos que es posible superarlas.

A veces somos tímidos porque no creemos poder cambiar algo que no nos gusta de nosotros por otro algo que sí, y que además, haga mejor nuestra vida y nos dé más y mejores oportunidades para ser felices.

Pero, en todos estos casos, no eres tímido, no es tu esencia, no es quien eres, no es quien debes o estás destinado a ser, no es quien eliges ser y no es con quien deberías conformarte.

Sí, ese es y será tu estado actual mientras no lo superes, pero no es quien eres, no es tu esencia y jamás deberías defenderlo con algo como “es que así soy”.

Si defiendes que “así eres”, ¿sabes qué estás diciendo en el fondo y cómo te estás definiendo en realidad?

“Soy alguien incapaz de superar sus miedos e inseguridades, y no tengo la valentía suficiente para cambiar lo que no me gusta de mí.”

“Soy más pequeño que mis temores, elijo vivir a la sombra de ellos, no los voy a enfrentar, y por supuesto, jamás los voy a superar.”

“No conozco ni tengo interés por otras opciones, aun cuando esas opciones podrían existir, ser mejores para mí y hacerme más feliz.”

Si tú decides conscientemente que esas palabras te definen, que ese es quien eres, que esa es tu esencia, que eso es lo que deseas para ti, que eso te dará los resultados que deseas en tu vida, entonces sí, ese eres, esa es tu esencia, y ser así es ser tú mismo.

Pero repito, no creo que ese sea tu caso ni creo que sea el caso de nadie.

Ser tú mismo, no significa aceptarte tal y cual eres, tal y como estás, no significa renunciar a cambiar, más aun cuando cambiar podría hacerte mejor y más feliz.

Ser tú mismo significa reconocerte a ti mismo, y saber qué en ti sí es tu esencia, qué en ti sí te define y sí debes aceptar y proteger, y qué en ti no es tu esencia ni debes mantener.

Ser tú mismo significa elegir conscientemente quién y cómo quieres ser, y qué cualidades, valores y fortalezas quieres que te definan y con cuáles quieres construir tu vida.

Ejemplo: Cuando te gusta una chica, pero dices “es que yo soy callado, soy tímido, ahm, casi no hablo, pero, pues la chica que me quiera me debe querer como soy”.

Pregúntate: ¿Eres callado, eres tímido, no hablas, esa es tu esencia, ese es quien decides ser, así es como quieres ser?

O sea, ¿se te ocurren cosas divertidas que pueden hacer que la chica se divierta más contigo y le gustes más, pero, prefieres no decirlas y no gustarle más porque es que así eres?

¿O más bien algo le pasa en tu cabeza que te bloqueas, no se te ocurre nada, te quedas en blanco, y aunque quisieras hablar más y ser más divertido, espontáneo y elocuente, no sabes qué decir?

Si es lo primero, qué genial que seas divertido, qué malo que no aproveches que lo eres.

Y si es lo segundo, qué terrible que porque algo puede tomar tiempo y dedicación, como ser más divertido, más elocuente, hablar más, atreverte a hablar más, decidas que tú eres así, qué más bien eres de los callados, que no te gusta hablar, y entonces nunca desarrolles algo para lo que sí tienes potencial.

Ejemplo: Cuando te gusta un chico pero dices “yo soy chaparrita, celosa, enojona y caprichosa, y el chico que me quiera me debe querer como soy”.

Ok, si eres chaparrita, sí lo eres, no lo puedes decidir, discutir o cambiar, así eres, está bien, bien, pero, ¿enorgullecerte de ser celosa, enojona y caprichosa?, eso sería lo mismo que decir:

“Soy insegura, me considero poco valiosa y poco atractiva. Tengo un miedo permanente y constante a que me remplacen por otra. Soy voluble, me gusta que se haga lo que quiero y cuando quiero aunque nunca sé qué quiero. Ah, y además me puedo enojar y alterar sin motivo ni razón pero pues como así soy, así me tienes que aceptar.”

Si conscientemente decides que así eres, que eso es lo que quieres que te defina, está bien, y sí, tienes razón, así eres, eres tú y eso es ser tú misma, pero no creo que conscientemente decidas ser así.

Dame una razón inteligente para defender tus miedos, tus parálisis, tus limitantes y tus vicios de personalidad a pesar de que estos sólo puedan traer infelicidad y malas relaciones a tu vida.

Dame una razón inteligente para elegir ser repelente, desagradable o detestable y cargar tú, con lo peor de ello y sus consecuencias.

¿Por qué teniendo inteligencia, voluntad, libre albedrío, por qué pudiendo elegir conscientemente quién ser y cómo ser, y por qué pudiendo elegir lo mejor, no elegirías ser aquello que te haría ser más feliz?

¿Por qué pudiendo elegir entre ser valiente, honesto, divertido, atractivo, pulcro, cortés, justo, apasionado, ambicioso, feliz, elegirías ser lo opuesto?

No es que tengas que elegir esas cualidades, quizás esas son las que yo prefiero, pero tú debes elegir las tuyas porque debes decidir quién eres.

Si no has decidido quién ser, para ti simplemente no existe el “ser tú mismo” porque ni siquiera sabes qué significa, para ti existe el “no sé quién soy”, o “no sé qué soy”, o “soy algo”.

Ser tú mismo, no significa conformarte con quién y cómo eres ahora, porque es posible que lo que eres y como eres ahora sea sólo el resultado de dolores, temores y malas experiencias producto de errores, y malas decisiones que quizás, ni si quiera fueron tuyos, y no eres eso.

Ser tú mismo significa reconocer cuál sí es tu esencia, cuál sí quieres que sea tu esencia, y una vez decidido, protegerlo y no corromperlo por nada ni nadie, a pesar de que eso requiera esfuerzo y valentía.

Y ahora sí, sin ningún temor a que lo malinterpretes y hagas de un buen consejo un mal consejo, te lo puedo aconsejar con absoluta seguridad: Siempre, siempre, y pase lo que pase, sé tú mismo. Eso es lo mejor que puedes hacer por ti. ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.