¿Cuánto Importa Lo Que Pensamos Que No Importa?

768
https://youtu.be/Y9t6vqtg3Jc

Un día que llegue tarde, no importa. Lo hago después, no pasa nada. Una mentira, qué más da…

Lo intento luego, después veo, cuando esté listo. Fallarme en algo, hacer algo inaceptable, qué importa…

¿No importa, no pasa nada, qué más da, después lo ves?, ¿de verdad crees eso?

Pues no. Sí importa, todo importa, todo suma, todo resta, todo se acumula, todo impacta, todo define tu ahora y tu futuro.

Cuando eliges el ego por sobre las personas, él se queda, y las personas se van, ya no estarán.

Cuando mientes, aceptas inconscientemente en tu interior que tu realidad da vergüenza, por eso, a mentir, yo le llamo auto-destruirte.

Cuando renuncias, cuando no aprendes, cuando no te haces responsable, eliges qué factores definen tu vida: Cobardía, ineptitud, irresponsabilidad. ¡Qué peligro!

Cuando postergas un día, te restas un día de vida, un año, te restas un año de vida, cuando postergas toda la vida, te sentencias a la muerte.

Cuando no alimentas tu cuerpo y tu mente, cuando no construyes valores, cuando no creces, te gritas a ti y al mundo, quién eres, y quién nunca podrías aspirar a ser.

Cuando no haces los cambios de dirección de vida necesarios, o cuando evitas las decisiones difíciles, te mueves, pero con ojos cerrados, y así, o llegas a donde no te gusta, o te accidentas y no llegas.

Cuando reaccionas a las cosas sin pensar o reflexionar, te anulas como ser inteligente capaz de decir cómo actuar. ¿Eres reactivo, impulsivo? ¡Noticia! ¡No eres tan inteligente!

¿Ves? Todo importa, todo suma o resta, se acumula, y, te importe o no, sólo te aconsejo, por ti, que tomes consciencia, que hagas lo que hagas, sepas que sí importa, que sí te afecta, que sí da un resultado.

Tómate la vida a la ligera, si esa es tu decisión consciente.

Renuncia, ríndete, miente, sé irresponsable, no aprendas, no formes valores, no inviertas en ti… si tu decisión consciente es que no vale la pena hacer nada valioso por ti.

Mucha gente no lo hace, y no es porque no se quieran, porque no ambicionen, porque no les importe su vida o porque no deseen e ilusionen ser más grandes, sino porque nunca se detienen a pensar que sí, que todo lo que hacen importa.

Todo importa, todo suma, todo resta, todo se acumula, todo impacta, todo define tu ahora y tu futuro.

Cuando poco a poco vas eliminando tu ego de ti, tu vida y tus relaciones mejoran, se transforman para bien.

Cuando eliges aceptarte pero a la vez construirte, ya no tienes nada qué esconder o de qué avergonzarte, nada que te haga vulnerable.

Cuando perseveras, aprendes y te haces responsable, estás invirtiendo en ti, el beneficio casi nunca es instantáneo, pero siempre es, y siempre del tamaño de tu dedicación y esfuerzo.

Cuando eliges valores, cuando priorizas tu inteligencia, cuando construyes tu cuerpo y alimentas tu intelecto estás sembrando desde dentro tu fortaleza, tu atractivo, tu potencial, tu futuro, tu felicidad.

Si decides que no quieres tu felicidad, está bien, pero ten los huevos de decidirlo, que por lo menos puedas decir que esa es tu decisión, que así elegiste.

En fin, toma consciencia. Decide tus acciones, decide tus reacciones, decide qué importa y qué no, quién eres y quién no, qué haces y qué no haces.

Decide, y sé firme, porque aunque requiera tiempo, esfuerzo, inversión, trabajo, resistencia, sobre todo si lo requiere, significa que eso es lo correcto, que vale la pena, y que vas por buen camino. ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.