Kino: Cómo Tocar A Una Chica Y ¡Disfrutarlo Bastante!

1740

Cuando las palabras sobran, sólo dejo que el contacto físico se encargue del resto de la conversación…

El kino, o contacto físico, es increíblemente importante en el proceso de seducción. Es de hecho, uno de esos secretos para generar confort, confianza, atracción y muchas emociones más en la chica que te gusta.

Este es uno de mis temas favoritos y durante el Máster 7.1 te lo explico casi con peras y manzanas.

Es muy sencillo aprenderlo, pero peligroso si lo olvidas. Por ejemplo, la mayoría de los chicos que son sola-amigueados, quizá ni siquiera se atrevieron a tocar a la mujer que les atrae, y como hombre, es un sentimiento terrible… Lo sé porque lo viví en carne propia.

En este artículo espero te vuelvas más atrevido y te explicaré cómo tocar a la chica que te atrae, mega gozarlo y poder sentir cada vello de su piel.

Iniciamos:

1

El contacto físico debe ser progresivo y natural

Para pasar de tocar su hombro, hasta sus pompis o pechos, tuvo que haber un progreso en el que ella se sintiera cómoda.

Por ejemplo, si notas que tu chica está cómoda con que la toques del hombro, podrías avanzar sin problema a tocar su mano, si de repente mueve su mano como muestra de que no está lista, tú actúa normal (como si te hubiese rechazado un chicle) y más tarde vuelve a intentarlo. Continua así hasta que logres acostumbrarla.

Durante el proceso debes mostrarte paciente y relajado, como si tocar fuera parte de ti… ¡Que se vuelva parte de ti!

Después de que ella esté cómoda con que toques su mano, avanzas a tocar su espalda baja o cintura y si notas que no tiene problema con que lo hagas, puedes avanzar a darle un beso en el cachete, y así sucesivamente hasta que llegues a dar un beso en sus labios, suave y delicioso.

Algo así sería el típico proceso que llevaría a un beso. Kino no son matemáticas, así que esto puede variar según la chica o la situación, quizá te puedes saltar pasos y avanzar más rápido, o detenerte más tiempo en alguna parte, etc, el punto es intentarlo siempre.

A mi me fascina el tipo de chica que de repente me deja tocarlas y de repente no. ¡Me vuelven loco! En este artículo hablé de ello.

2

Cualquier excusa es buena para tocarla

En realidad estoy en contra de todo tipo de técnicas o rutinas preestablecidas para avanzar en el kino, pero por ejemplo, si fuera el caso, preferiría que usarán una lectura de mano, a quedarse sin hacer nada o esperar que ella se encargue del proceso.

Kino, al igual del lenguaje corporal, se explica mejor de manera visual. Así que aquí te dejo algunas ideas:

¡Bailar!

¡Cargarla!

¡Cualquier tipo de abrazo!

3

Desliza las yemas de tus dedos

No es por presumir, pero me considero bastante bueno para dar masajes. Y algo que he aprendido de ello, es que la piel es más sensible de lo que creemos.

Podemos apenas rozar un pétalo de rosa y la piel lo sentirá. Además, las mujeres tienden a tener la piel más sensible que los hombres, entonces imagínate, si tú sientes algo, ellas quizá lo sentirán 3 veces mejor.

Dicho esto, prueba tocarte con la palmo de tu mano completa y luego tócate con la yema de tus dedos. ¿Cuál se sintió mejor?

4

Siente hasta al más mínimo vello de su piel

La diferencia entre un hombre promedio y uno que de verdad sabe seducir a una mujer, es que el segundo valorará hasta el más mínimo detalle.

Yo por ejemplo, me considero el fan #1 de la piel femenina. Adoro tocarla, sentirla, ¡Vivirla!

Cada vez que toco a la chica que me atrae, siento cada vello de su piel, el roce de las yemas de mis dedos deslizándose y le pongo todo mi sentimiento posible al tacto. Ahí es cuando las palabras sobran, y sólo dejo que el contacto físico se encargue de el resto de la conversación…

5

El kino es más delicioso cuando tienes múltiples erecciones

Seré honesto, cuando toco a la chica que me gusta, por supuesto me imagino a ella y a mi haciendo el amor de manera riquísima.

Y repito: Cuando tu cuerpo se siente así, ¡Ella también sentirá algo parecido! Cuando tú no sientes nada, ¡Ella menos!

Por eso, en el artículo Testosterona: La energía sexual masculina, doy tanto énfasis en trabajar en tu testosterona y en esa hambre sexual.

¿Y qué interesante no? En cierta manera, todos los temas que se pueden tratar en seducción se relacionan entre sí. Disfruta nuestro catálogo de artículos y descubrirás todo lo bonito de la vida.

Les comparto mis 2 canciones solares de la semana:

Explosiva

Sensual

¡Vive!

Artículo anteriorTestosterona: La Energía Sexual Masculina
Artículo siguienteOperación Noche Monterrey 2015