Cómo Ser ¡Lo Que A Ti Te Plazca! Y Que Las Críticas Y La Opinión Negativa De Los Demás No Te Importe

25

A la gente le gusta etiquetar, juzgar, criticar, decirte cuánto vales y cuánto no, en qué estás mal y en qué no, qué deberías hacer con tu vida y qué no, qué debería gustarte, quién debería gustarte, con qué colores deberías vestirte…

Eso le gusta a la gente, o a la mayoría de la gente, o a la gente que está más atenta y preocupada por la vida de otros que por la suya propia.

Y si tu seguridad, autoestima y convicciones son frágiles, y te dejas y lo permites, te van a meter a un callejón de infelicidad sin salida condenado a jamás sentirte plenamente ni aceptado, ni satisfecho, ni feliz, ni libre, ni auténtico.

Si tú lo permites, podrías vivir la vida entera luchando, inútil, estúpidamente, por hacer de tu vida lo que otros quieren, ¿y, crees que podrías, cumplir con tu vida las expectativas de otros, y de otros más, y de todos?

¿Quieres ser infeliz, inseguro, con baja autoestima, y enterrar en un agujero tu potencial, tus talentos, tu esencia, tus ideas, tu magia, tus características que te hacen único?, entonces hazlo.

Pero, ojalá que no, que no dejes nunca que te metan a esa carrera cruel, e imposible, porque aun intentándolo, jamás podrías satisfacer, encantar, ni gustar a todos, y mucho menos, a todos a la vez.

Escucha:

1. Nadie debería vivir para luchar por ser la monedita de oro de otros.

2. Ni decenas, ni cientos, ni miles, ni millones de aprobaciones ajenas valen más que la aprobación propia.

3. Ni el gusto, ni el favor, ni el agrado de nadie, de quien sea, valen el perder tu esencia, tu brillo, tu magia y tu auténtica personalidad.

Y, como todo en mis videos, grábatelo, tatúatelo en la cabeza:

Tú, eres indescriptiblemente valioso de infinitas formas y combinaciones distintas, de las que a nadie jamás se le podrían ocurrir, de las que ningún artista, director o escritor podrían imaginar, y esa, es tu valía más grande en el universo entero.

Esa combinación en toda la existencia que te hace único y de la que eres único dueño, esa te hace perfecto, perfecta.

Pero no tienes que convencer a nadie de esto, no tienes que querer ni buscar que alguien lo crea, no tienes que explicárselo a nadie, no necesitas que nadie te apruebe que puedas ser tú para entonces poder serlo.

Del valor de tu esencia, de tu autenticidad, de tus sensibilidades y fortalezas, de tus certezas, de la belleza y grandeza que hay en tus combinaciones raras, locas y divertidas… de ese valor, al único ser a quien debes convencer, es a ti.

Eres tú quien debe poder verlo, eres tú quien debe convencerse, aprobarse, gustarse, y sí, también, criticarse.

Que tú alcances, y que superes tú tus estándares, que tú definas qué valores, virtudes, cualidades te hagan ser tú, que tú elijas qué, a ti te llena y a ti te motiva.

¿Ser valiente, o prudente, o gracioso, o serio?, ¿o sensible tal que puedas vaciarte a lágrimas en el cine delante de quien sea si la película te conmueve?, ¿o valiente que puedas defender, proteger, ayudar y guiar a otros si lo necesitan?, ¿o todo esto y más a la vez?

¡Sí carajo, lo que a ti te plazca!

Claro, obviamente, no hagas nada ilegal, no te metas con nadie, no pongas a nadie en peligro, no le hagas a nadie lo que no le harías a quien sea que ames, pero, fuera de eso, haz lo que a ti te plazca.

Sé lo que te complazca a ti, lo que a ti te haga sentir orgulloso, lo que a ti te llene y lo que haga que tu interior sea feliz.

Tu mayor lealtad debe ser contigo, entonces sé leal a ti. Tu mayor compromiso debe ser contigo, entonces comprométete.

Antes que buscarlo en alguien más, sé tú, tu número uno, tu amigo, tu compañero, tu guía, tu ejemplo, tu inspiración para toda la vida.

¿Puedes, no esperar que la aceptación, la atracción y el gusto de los demás por ti sea tu recompensa por vivir y actuar para ellos dándote la espalda a ti?

¿Puedes, en cambio, que sea el resultado genuino de que tú te amas y te respetas, de que gracias a eso eres auténtico, y de que entonces, a los demás, les atraiga, auténticamente, quién eres?

Si sí, ¡mira qué maravilloso cambio!

Antes, eras tú tu primer traicionado y decepcionado, porque te olvidabas de ti para complacer a otros creyendo que si a ellos les gustabas, entonces te gustarías a ti, y era una estupidez infinita.

Y ahora, eres tú tu primer lugar, tu primer amigo, tu primer amor, tu prioridad.

Ahora sabes que el camino a aceptarte, a gustarte, a respetarte y a enamorarte de ti, irónicamente, es el camino a que otros empiecen a verdaderamente amarte por quien eres, por como piensas, por lo que haces, y porque, por primera vez, eso es auténtico.

Entonces, si todo quedó claro, bienvenido al camino de descubrirte, aceptarte, atraerte, respetarte, y enamorarte de ti. ¡Arre!

Entra a mi página para ver mis eventos, hablar conmigo o descargar mis libros, audios, y demás contenido premium, suscríbete al canal y activa la campanita, deja tu “Me gusta” si quieres específicamente más temas como este, comparte si te gustó el mensaje, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, búscame como “Nix Paradise” en todas las redes sociales, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres.

Artículo anterior¡Dale Una Lección! ¿Qué Hacer Con Una Persona Que No Te Valora Ni Le Interesas De Verdad?
Artículo siguienteCómo Encontrar La Felicidad Y El Amor Propio Dentro De Mí! Nunca Vas A Arrepentirte De Luchar Por Ti