https://www.youtube.com/watch?v=4CxZbMwzcJo

El dinero no compra el amor, ¿cierto?, lo sabías, pero, el amor, cuando no estás siendo valorado, tampoco compra el amor, o dicho de otra forma: Invertir demasiado en una relación es una forma de arruinarla.

Si eres el siempre da más, ama más, invierte más, el que cede, aguanta y se adapta, no estás siendo valorado.

Si haces y das demasiado y cada vez más por una persona es probable que ella esté dando poco y haciendo cada vez menos.

Si esa persona a la que evidentemente quieres, porque por eso inviertes en ella, permite que la relación sea injusta para ti, ella claramente no está pensando en ti.

Si sus proyectos, aficiones, intereses parecen importar más que las tuyos, esa relación es injusta, y no debería. Crees que son equipo, pero no lo son.

Apechugar, en la vida, está bien, resistir, perseverar cuando todo va en contra, está bien, pero apechugar, en una relación, no.

Lo sé, sé que lo haces porque crees que va a funcionar, pero, una relación no funciona si no hay equilibrio. ¿O crees que sí?

¿Crees que una relación de dos, injusta, donde uno de ellos no es 100% valorado, florecerá? No te engañes, no pasará. Compensar con más amor e interés la falta de afecto o igualdad no resolverá nada, lo empeorará.

Cuanto menos equilibrio haya, más rápido se perderá. Cuanto más sostengas tú solo una relación, la otra persona menos necesitará hacerlo.

Sí, es genial que tú desees genuinamente dar a tu pareja, priorizarla, pensar en ella, que quieras verla feliz, pero ella frecuentemente debería decir “es mi turno”… ¿lo hace? Deberían ser equipo, ¿lo son?

¿No? Bueno, no te enojes y le culpes, tú has sido parte de esto. Si tu estándar en las relaciones fuera el equilibrio desde el comienzo nunca llegarías a este punto.

Lo que está mal no es demostrar amor, interés, invertir, creer, claro que no, eso no está mal. Está mal no recibirlo de vuelta cuando no eres valorado y a pesar de ello, insistir.

Crees que tu constante amor, inversión y entrega incondicional no correspondidos un día darán frutos, pero lo probable es que entre más hagas, menos valorado seas. Duele, rompe tus esperanzas, pero así es.

El amor no es el de las novelas dramáticas románticas donde el dolor de uno se premiará al final con el amor correspondido.

No. Es más fácil, ¿quieres que te valoren?, valórate. Empieza siendo justo contigo si quieres que tus relaciones lo sean.

Y lo justo es querer sentirte valorado, amado, importante, feliz, pero mientras no estés dispuesto a apostar por ti, tus estándares no mejorarán, empeorarán, tus relaciones seguirán siendo desiguales.

¿Quieres eso? No. Si pudieras resistir, sostener y empujar tú solo una relación porque deseas que funcione, ¿lo harías? No inventes, ni siquiera lo consideres.

Puedes perderlo todo, a quien sea, pero no a ti, entonces no te pierdas o te abandones a ti para darte a alguien más.

Jamás estés dispuesto a todo para estar con alguien por más encantador, o encantadora, o atractivo o bella que sea.

Frena tus impulsos de ceder a todo o encargarte siempre de ser quien salva y sostiene una relación.

Grábate bien en tu cabecita que mereces el mismo trato, amor y atención que das, porque si no puedes hacerle creer a nadie que lo mereces, nunca lo tendrás.

Ahora. Puede que si todo esto coincide contigo, el panorama te pinte desolador, sí, por eso es que cambiarás la dirección que llevas.

¿Hacia dónde?, ¿significa que debes terminar tu relación ahora? No necesariamente. Significa que empezarás a valorarte, y si a esa persona le importas, también va a valorarte.

Primero, exprésate. Hazle saber a esa persona qué quieres, qué te gustaría, qué te haría sentir bien, qué esperas de ella. Quizás lo has callado tanto que ni siquiera lo sabe.

¿Segundo? Dale a esa persona la oportunidad de hacer por ti lo mismo que tú haces por ella, ¿o… tienes miedo a que no lo haga?

¡Carajo! No se pierde lo que no se tiene, y si sólo tienes migajas de lo que deseas, sólo puedes perder migajas.

¿Quieres que tus relaciones sean bien correspondidas? La regla es muy fácil: No ames incondicionalmente a quien no tiene la particular cualidad de amarte de vuelta. ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.