Esto Hará Que Te Extrañe Y Piense En Ti Todo El Tiempo

648

Siempre hablo sobre ser expresivo, espontáneo, auténtico, sobre enfocar tu tiempo y trabajar en ti, tal, que te haga una persona de alto valor.

¿Es sólo porque sí, porque suena bien, porque no me sé otra?

No. Es porque esta base, aún sin que tú lo sepas, lo pretendas, lo intentes, es una fábrica de ventajas y beneficios, que, entre otras cosas igual de geniales, te hace más atractivo y le hace difícil a quien sea no terminar enamorándose de ti.

¿Te late que expliquemos uno de esos beneficios?

Bien. ¿Qué pasaría si al estar junto a esa persona especial, fueras expresivo, espontáneo, auténtico? No digas, yo te digo.

¿Te darías permiso de hacer el tipo de cosas que entre millones de personas, sólo se te ocurrirían a ti, que nadie en el mundo entero haría tal cómo tú, porque eres único y porque son la expresión más pura de ti?

Esa forma de sonreír, esa combinación de palabras que sólo sale de ti, esa particular forma que tienes de hablar, esa forma coqueta de voltear hacia otro lado cuando haces algo travieso, esa expresión que tú inventaste, que no le copiaste a nadie, y que, quizás, ni siquiera sabes que tienes.

Pausa, y piensa, ¿de qué se llena tu cabeza cuando empiezas a sentirte enamorado a alguien?, tú piensa, ya volvemos aquí.

Mientras, si te sintieras seguro de ti mismo, ¿te permitirías expresar caballerosidad, sensualidad, afecto, interés, sinceros, espontáneos, auténticos?

Si lo sintieras, ¿le ofrecerías tu abrigo, impregnado de tu deliciosa loción, a esa persona especial, no a cambio de nada, no porque alguien dijo que eso debía hacer un hombre, sino, sólo porque crees que está pasando más frío que tú?

Espera, ¡ya se lo que estás pensando!, lo escucho todo el tiempo, y te responderé bien crudamente, al final.

Seguimos. Si lo sintieras, ¿le obsequiarías un detalle a esa persona, no para que se impresione de cuánto costó o para que esté en deuda contigo y te deba a ti, sino, sólo porque de repente, sentiste que esa pequeña inesperada sorpresa sutil le haría sentir bien?

¡Ya sé lo que estás pensando!, y te responderé, así que si gustas, mejor no llegues al final.

Continuamos. Si lo sintieras, ¿molestarías, retarías, “bullearías” a esa persona, con esa intención cálida, traviesa, que sólo existe, curiosamente, entre personas que se gustan y se tienen sincero cariño y confianza?

Yo creo que todo esto, de ida y vuelta, estaría todo el tiempo… pero, ahora, la segunda parte, imprescindible, esencial, necesaria, que hace que la primera funcione.

Estos gestos y detalles, ¿los harías, insistente, obsesiva, premeditadamente, todo el puñetero tiempo?

Pues no, porque la persona que quedamos que debías ser cuando hablamos de las bases, no tendría tanto tiempo, ¿y por qué no?, porque tiene otras tantas interesantes, demandantes, chingonas cosas de valor qué hacer, por esa sencilla razón.

Y tú no podrías, ni deberías poder, estar ahí disponible, presente, dando, todo el jodido tiempo, claro que no.

Oh, ¿y qué crees?, que si llegas aquí, aquí empieza la magia, la que les beneficia a ambos, y tú y esa persona van a disfrutar.

Ahora sí, detente un momento, y, reflexiona.

Si el extrañar, el pensar, el enamorarte de alguien, las mariposas en la panza, todo eso, fuesen tangibles, materializados, un líquido que almacenas en un vaso, algo que pudieras ver, tocar, medir, pesar, saber que ahí está.

¿De qué exactamente crees que estaría formado, si no…

… de toda esta multitud de pequeñas particularidades únicas de esa persona, cuando no está…

… de todos estos pequeños símbolos, objetos, detalles, cargados de significado y valor emocional, cuando no está…

… de todos esos recuerdos que evocan y provocan sentimientos sinceros, emoción, alegría, bienestar interior, cuando no está…

… de todas esas imperfecciones perfectas, irrepetibles, de alguien, que al recordar, no puedes evitar sonreír, añorar, ilusionarte y desear que esa persona estuviera a tu lado?

Lo digo en mi último libro “Enamora Su Mente – Lecciones».

Una relación que sí va a funcionar, se construye, y está llena, a tope, de toda esta infinita colección de particularidades únicas, que estarán explotando como burbujas, llenando la atmósfera de ambos, haciéndoles, a ambos, valorarse, pensarse, extrañarse, ilusionarse, cuando no están, y disfrutar como niños cuando sí estén presentes.

Entonces sí, no soy quién, pero yo te doy permiso de ser original, creativo, expresivo, auténtico, de dar valor sincero, y a la vez, también dar tiempo, espacio, oportunidad a que, tu valor, tenga su efecto.

Ahora sí, lo que dejé para el final.

Claro que hay gente que confunde ser chido, gentil, generoso, cariñoso, con ser ingenuo, tonto, $%&, dejado.

Y por eso, habrá mujeres que digan, “todos los hombres son iguales, ninguno vale la pena…”, y hombres que dirán, “todas las mujeres son iguales, interesadas, ellas sólo quieren que tengas dinero…”.

Y si tú eres de las personas que dicen eso, yo no creo que mientas, sólo te diré algo, esa es tú experiencia, es tú realidad, es lo que te pasa a ti, pero, ¿y si no fuese cosa del resto, sino tuya?

Por ejemplo, te diré que podría ser…

Cuando tú vibras tan bajito, en un mundo tan pequeñito y hostil, tú no puedes ser generador de valor…

Cuando tú no te construyes a ti, por la razón que sea, tú no puedes ser generador de valor…

Cuando tú das falso valor, sólo para exigir valor verdadero de vuelta, tú no puedes ser generador de valor…

Cuando tú tienes tanta necesidad de valor, posiblemente porque no haces nada por ti, y entonces, en cuanto aparece alguien, te vuelcas entero, compulsivamente, en tiempo, dedicación, obsesión y necesidad, sobre alguien, tú crees que sí, pero no le estás ofreciendo valor.

O sea, de los cuatro pasos que di, no estás cumpliendo ni el uno. Tú quieres ganar ese juego por goleada, pero no estás ni en la cancha.

Y si ese fuera al caso, tampoco es para que te lamentes, sólo aterriza, haz las cosas bien.

Y para ello, resumo: 1, ser capaz de ofrecer valor, 2, ofrecer valor, 3 dar tiempo, espacio y oportunidad a que ese valor, sea sentido, pensado, extrañado, y, valga la redundancia, re-valorado.

Por último, 4, si puedes hacer esto, no premeditadamente, no porque es una “táctica”, no a cambio de nada, sino porque así eres, es quien eres, ¡felicidades!, ya no tienes ni qué intentarlo, ni qué pensarlo, ni te cuesta, eres natural, y yo creo que a eso deberías aspirar.

Si te interesa, y de verdad estoy siendo honesto contigo, sigue conmigo, es el camino que yo elijo.

¡Arre!

Entra a mi página para ver mis eventos, hablar conmigo o descargar mis libros, audios y demás contenido premium, suscríbete al canal y activa la campanita, deja tu “Me gusta” si quieres específicamente más temas como este, comparte si te gustó el mensaje, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, búscame como “Nix Paradise” en todas las redes sociales, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres.

Artículo anteriorEste Hábito Es Más Atractivo Que El Físico, El Dinero Y La Fama
Artículo siguienteQué Hacer Si TE DEJAN PLANTAD@ En Una Cita O TE CANCELAN A Última Hora