5 Cosas Horribles Que Les Pasan (Y Seguirán Pasando) A Los Celosos

513

Los celos no son una muestra de amor, son una muestra de cuán insignificante, cuán poca cosa y cuán poco valioso te sientes frente a una persona.

El miedo a que te dejen, te engañen, te remplacen, se fijen en alguien más y dejen de quererte, no está bien, estás enfermo y enfermándote más.

Si esa persona te ha dado motivos reales para desconfiar, ¿por qué estás con ella?… ¿lo ves?, tú tienes un problema.

Ahora, si esa persona no te ha dado motivos reales para desconfiar, ¿ves que tú tienes un problema?, tu inseguridad es el ingrediente tóxico y destructivo de tu relación.

¿Tú tienes un problema?, tú lo tienes que arreglar, pero si no tienes el 100% de tu convicción trabajando en eso, te daré razones urgentes, y, ojalá, dolorosas, para que tengas más ganas de cambiar.

1. Los celos duplican o triplican las posibilidades de que esa persona que amas, te engañe.

Es mucho más fácil que te bajen a esa chica o a ese chico cuando eres celoso o celosa.

Es mucho, mucho más probable que pase si lo único que sabes hacer es hacerle sentir a tu pareja ganas de escapar, de respirar, de liberarse de las cadenas que le quieres poner.

Si le has hecho sentir a tu pareja agobiada, asfixiada, sofocada, y te engaña, perdona, pero, te lo mereces, tú le orillaste, tú lo conseguiste.

2. Si tienes celos, tu mente está en urgencias, en terapia intensiva, enfermándose, y tú no estás haciendo nada por ella.

Si eres celoso, es porque tienes tiempo para serlo, es porque estás dejando que tu mente vuele, y eso estaría bien, si volara planeando tus objetivos, pero ya vimos que no, que vuela hacia un basurero.

Si tú estuvieras centrado, enfocado, ocupado, creciendo, volviéndote cada día más chingón, ¿crees que tendrías tiempo para tirarlo y volverlo mierda sintiendo celos?

Escucha esto: Lo que le dejes a tu mente hacer constante y consistentemente, lo hará más y más, cada vez con más fuerza, y entonces, si tu mente está enfermándose, la vas a pudrir.

¿Quieres que tu mente esté bien? Dale objetivos, planes, sueños, deseos, ilusiones, en los que trabajar. ¡Te reto! ¿Puedes, o no?

3. Si eres celoso, lo haya, o no lo haya, encontrarás lo que buscas, o, inventarás que encontraste lo que buscabas.

Aun si no encontraras evidencias claras de que tu pareja te engaña, tus celos harán que enfoques y relaciones lo que sea que encuentres de tal forma que encaje con tus ideas preconcebidas.

Encontrarás algo donde no lo había, y si esa persona no estaba fallándote, tú sí. Y si posterior a eso, te engañara, realmente nunca te falló, porque no se puede traicionar la confianza de quien no confía en ti.

¿O se puede decir que confías en alguien a quien necesitas seguir, stalkear, investigar, invadir su privacidad, ponerle pruebas?, ¿eso es confianza para ti?, eso no es confianza.

Por una parte, tú no confías, y por otra, esa persona te engaña, son tal para cual, ¿sabes?, pero por favor no me digas que esas son el tipo de relaciones que quieres.

4. Los celos no acercan, no construyen, alejan, destruyen.

Sí, cosas como querer tener la certeza de que esa persona nunca tendrá ojos para nadie más, o que estará contigo para siempre, eso, es una forma de alejar a la persona y destruir esa relación.

¿No crees que esa idea de querer controlar lo que sucede con otra persona y sus sentimientos, es loca, enferma, desquiciada, demente?

Ojalá que sí lo creas porque si no, tu problema es más grave todavía, y júralo, vas a alejar a esa persona, y si ya perderle te da miedo, ¿cómo te hará sentir saber que tú lo provocaste?

5. Los celos son una muy estúpida forma de enfocar un problema.

Aún si tuvieras la voluntad más fuerte que existe, ¿tienes voluntad sobre la voluntad de otras personas? No, claro que no.

Entonces, querer controlar la voluntad de otras personas, es inútil, es energía mal enfocada, energía desperdiciada, es sufrimiento, impotencia y frustración asegurados.

El problema no es si esa persona podría o no fijarse en alguien más, el problema es que tú te sientas tan inseguro, tan insignificante, tan fácilmente remplazable.

Déjame plantear esto: Imagina que una persona te engaña, seguro que eso duele a cualquiera, pero, ¿habría forma de que en tu cabecita supieras con certeza que si eso pasa, no eres tú quien pierde?

Si amas a una persona, confías en ella, y te engaña, es un traidor, y si le pierdes, pierdes a un traidor. Pregunta: ¿Realmente pierdes cuando pierdes a un traidor, o ganas?

Si esa perspectiva no cabe en tu cabeza, haz lo que necesites hacer por ti y para ti para que sí quepa.

Imagínate libre de angustia, de inseguridades, de pensamientos enfermizos torturándote.

Imagínate desapegado, sabiendo que tienes control sobre tus acciones pero no sobre las acciones de otros, y aun así, seguro, confiado.

Imagínate valioso, feliz, fuerte, atractivo, firme, indestructible, sabiendo, con absoluta certeza, que quien no te valora, no te cuida, y se atreve a engañarte, pierde.

¿Lo puedes imaginar?, ¿te gustaría?, pues entonces, haz lo que tengas que hacer, y consíguelo. ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.