Cómo Hacer Que Los Hombres Se Vuelvan Locos Por Ti, Se Enamoren Y Quieran Algo Serio Contigo

133
https://youtu.be/L9O9jZNfnLM

Quieres un hombre que te quiera, que te tome en serio, que te respete, que te trate bien, que te ofrezca de sí, que te dé un lugar exclusivo.

Si él te percibe valiosa, él intentará todo esto contigo, pero si no, él no invertirá en ti.

Si él no te percibe valiosa, sea porque no lo vio, o porque no tuviste la intención de demostrarlo, él ya no llamará, ya no responderá el siguiente mensaje, ya no invertirá tiempo de calidad.

No justifico que ningún patán lo sea, nada justifica eso, ninguna mujer lo merece, pero, pregúntate:

¿Es posible que la idea que tienes de ti y de cómo atraer a los hombres, haga que tus experiencias con ellos sean más malas que buenas?, yo creo que sí.

Hipotéticamente… ¿qué pasaría si creyeras que vales y atraes única y exclusivamente por tu inteligencia, y quisieras atraer muchísimo?

Buscarías la forma de desarrollar, potenciar y proyectar esa inteligencia al máximo para sobresalir por ella, ¿cierto?

Bueno. Lo mismo pasa cuando crees que vales y atraes sólo por tu físico, buscas desarrollar, potenciar y proyectar ese físico para sobresalir.

Es muy inteligente invertir en tu físico, no existe razón inteligente alguna para descuidarlo, pero, no vales y atraes sólo por tu físico, no eres sólo tu físico.

Y sé que estás de acuerdo conmigo, no he dicho nada trascendente. Tú sabes, en teoría, que eres mucho más que tu físico, eres compleja, interesante, eres sustancia, no un simple objeto bonito coleccionable, pero, entonces…

¿Por qué algunas mujeres sienten celos, inseguridad o envidia cuando no tienen las nalgas y el busto que otras sí?

¿Por qué algunas mujeres sienten angustia cuando su nueva foto no tiene tantos likes como las anteriores, como si se estuvieran volviendo feas, y por qué a veces su autoestima depende de eso?

¿Por qué algunas mujeres prefieren dedican 95% a proyectar un físico atractivo, bonito, sensual, y 5% a proyectar su calidad como personas y lo interesantes que son?

¿Por qué para algunas mujeres un buen o mal día depende de qué tan guapas y seguras se sintieron en la mañana frente al espejo?

¿Por qué algunas mujeres sienten una inseguridad brutal de que los hombres desaparezcan después de tener sexo?, ¿es porque así son los hombres?, ¿es porque ellas creen que ellos no tienen algo más por qué quedarse?

No eres ni vales sólo por tu físico, pero entonces, ¿por qué una mujer inteligente, interesante, permitiría que cualquiera de estas conductas, comunes, demostrara que ella cree lo contrario?

No sólo debes creer que eres muchísimo más que tu físico, no sólo debes estar de acuerdo y decirlo, debes ser congruente. No porque debas demostrarle nada a nadie, por ti.

Tu autoestima no debe depender de tu belleza, mucho menos fluctuar porque amaneciste radiante u ojerosa.

Tu mayor sensación de seguridad y poder no debe ser por sentirte o no la más sexy o bonita del lugar, porque cuando no te sientas así, te sentirás derrotada.

Es importante verte y sentirte hermosa, sí lo es, pero, ¿por qué no, que tu inteligencia y tu calidad humana irradien tu verdadera belleza?

Como hombre, te diré, no debes creer que a los hombres sólo el físico nos importa, y que no nos fijamos en nada más.

Los que están desesperados o necesitados, sí. Los que no se sienten de alta valía como para esperar lo mismo de una mujer, sí. Los que no han visto en esa mujer en específico algo más atractivo que su físico porque quizás ella no lo ha demostrado, sí, también.

Pero si el hombre es como el que tú quieres, de alta valía, él, igual que tú, tiene opciones, y si tú prefieres sólo a los hombres más atractivos, según lo que a ti te atraiga de un hombre, él también prefiere sólo a las mujeres más atractivas, no solo físicamente.

Como hombre, a veces puedes salir a una cita sin mayor plan que divertirte y pasártela bien, pero algo pasa, algo ves en ella.

Algo más que no esperabas y que te hace darle una importancia que no esperabas, tomarla más en serio, interesarte aún más, querer saber más de ella, querer invertir tiempo y atención en ella.

Cuando ves a una deportista apasionada. Cuando la ves sensible, agradable y amable con otros. Cuando tiene valores y se notan. Cuando respeta a sus padres y a otras mujeres. Cuando no odia ni le tira a su ex.

Cuando es responsable, dedicada y apasionada por trabajo y proyectos. Cuando su plática es tan atractiva e interesante como su físico.

Cuando tiene el ingenio para molestarte y hacerte reír. Cuando de ella nace, con seguridad, que también de ella es la iniciativa.

Cuando se sabe valiosa por quien es, y no sólo por su físico, sino, en equilibrio con su físico.

Cada relación importante que he tenido en mi vida, sin excepción, ha sido bellísima, inolvidable, me soy afortunado de haberla vivido, y no era mi plan tener esa relación, pero ella me sorprendió…

Sé esa mujer que sorprende, pero, no lo hagas por los hombres, hazlo porque eres esa mujer que sorprende.

No confundas la efervescencia de hombres deseándote cuando te ves sexy o cuando publicas fotos sensuales, con hombres valiosos interesados en ti como persona, porque la mayoría no lo son y no lo están.

No seas el tipo de mujer que atrae al tipo de pretendientes que no quiere. Sé la clase de mujer que atrae al tipo de pretendientes que sí quiere.

Mírate y decide que serás íntegra, que tu apariencia no será tu todo sino una cualidad más, que tu físico no será lo más valioso y atractivo de ti sino algo más.

Decide valorarte a ti misma por tu esfuerzo, trabajo, talento, carisma, por tu sentido del humor, por tu actitud para con la vida, para con los hombres y para con otras mujeres.

Decide que tu valía y tu seguridad serán tu físico… y tu personalidad, tu confianza, tu inteligencia, tu dinámica de vida, tu auto-realización, entre otros, y asume la responsabilidad y el trabajo que eso significa.

Eso hará que te percibas a ti misma una mujer de alta valía, íntegra, firme, irremplazable, y que no vuelvas a sentirte frágil o vulnerable como te sentías cuando en la práctica, tu autoestima dependía de tu físico.

Valer por tu físico, es un atajo, pero también una trampa, y también una zona de confort.

Sal de ahí, porque fuera de ahí encontrarás dónde está el orgullo por lo que eres, dónde tus valores y cualidades más importantes.

Dónde lo que realmente buscas en un hombre, dónde tu dignidad, qué trato mereces, y también, qué trato no mereces, qué mierda no toleras, qué tipo de hombres jamás permitirías en tu vida.

Fuera de esa zona de confort es donde aprenderás a ser tan lista que nadie se pase de listo.

Todo lo que deseas en ti, interno y externo, de una mujer de alto valor, seguridad, estabilidad, elegancia, sensualidad, actitud, carácter, independencia, autosuficiencia, ser una cabrona, en el buen sentido… Bueno, no aparecerán de repente. Conquístalos, tal como quieres que los hombres te conquisten a ti. ¡Arre!

Entra a mi página para ver nuestros eventos, ciudades y fechas, suscríbete para ver el próximo video, deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este, comparte si quieres apoyarme, comenta, ya sabes que me encanta saber qué piensas, y lo más importante, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.